3 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

Ecologistas reclama una regulación para la caza que reconozca los derechos de los no cazadores

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción reclamó hoy la regulación de la caza en la Comunidad de Madrid con el fin de que se reconozca los derechos de los no cazadores, pues consideran que esta actividad es "incompatible" con el desarrollo de otros usos en la naturaleza.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio afirmaron a Europa Press que la Comunidad de Madrid "actúa en base a la normativa vigente" y negaron que se beneficie al no cazador frente al cazador. "Se intenta trabajar por compatibilizar los usos del medio natural para que todo el mundo pueda disfrutar de él", explicaron.

Para los ecologistas, "Madrid sigue rigiéndose por la preconstitucional Ley de Caza de 1970". "Una norma que atribuye a los cazadores derechos que hoy en día deberían estar superados. Actualmente, la caza no es una actividad de subsistencia", apuntaron.

La organización recordó en un comunicado que este jueves, 8 de octubre, se inicia el periodo hábil de caza en la Comunidad de Madrid. Los ecologistas entienden que la caza es "una actividad basada en matar animales por diversión", que "no sólo no respeta los derechos de los animales, sino que además limita el conocimiento y disfrute de la naturaleza a la mayor parte de la población".

Señalan que el 0,6 por ciento de los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, es decir, 35.864 personas, practican esta actividad, "supeditando el derecho de una gran mayoría no cazadora a la práctica de una actividad controvertida y excluyente dónde las haya". "Todo ello, gracias a la actitud complaciente de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio que con su normativa y gestión beneficia a cazadores y propietarios de fincas cinegéticas", sentenciaron.

Los ecologistas se quejaron de que en los últimos años la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid "está permitiendo que la caza se practique durante todo el año". "Con una u otra excusa está permitido cazar todos los meses del año, incluyendo los meses de verano, cuando un mayor número de no cazadores salen al campo. Además son días hábiles de caza los jueves, sábados, domingos y festivos, siendo estos precisamente los días en que es habitual que los aficionados a las actividades de aire libre suelan salir al campo", explican.

También advirtieron de que "para agravar esta situación" se está permitiendo un incremento en la instalación de vallados cinegéticos, que impiden totalmente el paso, y el cierre de caminos, incluso de caminos públicos, de forma previa a las monterías o ganchos, para evitar que se "moleste a los animales que luego serán matados y para asegurar teóricamente la seguridad de las personas, aunque la propia normativa prohíbe disparar desde y hacia los caminos".

Ecologistas en Acción califica de "irresponsable" a la Dirección General de Medio Ambiente por seguir permitiendo la caza los domingos y festivos en una región tan densamente poblada y negarse a actualizar el marco normativo que regula esta actividad.

CAZA SÓLO EN COTOS

Por su parte, fuentes del departamento que dirige Ana Isabel Mariño rebatieron las palabras de los ecologistas alegando que hace dos años que en la Comunidad de Madrid se ha prohibido cazar en terrenos libres, permitiendo que esta actividad se realice sólo en cotos.

También indicaron que sólo se puede cazar en los periodos que están regulados, salvo circunstancias excepcionales. En este sentido, recordaron la ampliación del periodo de caza que se realizó este verano debido a las solicitudes del sector agrícola que vieron cómo peligraban sus cultivos a causa de la plaga de conejos que asoló algunos municipios de la región. "La Comunidad, en este caso, amplió las fechas del permiso para cazar, pero se apostó por el trampeo (caza con hurón)", añadieron.

En cuanto a los vallados cinegéticos, las citadas fuentes indicaron que éstos se regulan por el artículo 388 del Código Civil. Además, precisaron que cuando la Comunidad permite vallar un terreno "se basa en el Código Civil y en unos condicionantes como no cerrar caminos públicos, un río... Todo el cierre de caminos públicos tiene que ser controlado también por el Ayuntamiento correspondiente".