18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 2 de marzo de 2019

    La EMT implanta un sistema que aporta más ahorro energético a los buses y hace menos contaminantes a los buses de diésel

    La EMT implanta un sistema que aporta más ahorro energético a los buses y hace menos contaminantes a los buses de diésel
    AYUNTAMIENTO DE MADRID - ARCHIVO

    MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Madrid ha destinado más de un millón de euros al proyecto 'Efibus', iniciativa tecnológica "pionera cuya primera fase acaba de concluir, que fomenta más ahorro de combustible y hace menos contaminantes a los buses de diésel.

    Según ha explicado el Consistorio, en esta fase inicial han participado 20 vehículos de dos líneas y 10 conductores de EMT que han evaluado el rendimiento del sistema, con tecnología "al servicio de la eficiencia en la conducción, el impacto ambiental y del ahorro energético en el transporte público".

    Al respecto, el Ayuntamiento alude a un ahorro de consumo del 7,4 por ciento en el caso de los autobuses propulsados por diésel (que desaparecerán de las calles de Madrid en 2020) y del 3,5 por ciento en los propulsados por GNC (actualmente el 66 por ciento de la flota municipal). También se ha constatado una mejora en la conducción superior al 3,6 por ciento con la consiguiente comodidad para los usuarios.

    En esta primera fase, han participado 20 autobuses de dos líneas y 10 conductores de EMT. Los datos generales obtenidos se basan en un total de 382 expediciones. Con estos resultados, Efibús se implantará a lo largo de este año en unos 1.000 autobuses municipales, es decir, en un 50 por ciento de la flota de EMT.

    Efibús ha sido el primer proyecto importante de Compra Pública de Innovación (CPI), financiado por la Coordinación General de Alcaldía, a través de la Dirección General de Innovación y Promoción de la Ciudad. Un capítulo al que se han destinado cerca de seis millones de euros entre los años 2017 y 2018. La previsión presupuestaria para el año 2019 son 10 millones de euros.

    En esta primera fase del proyecto, la iniciativa se ha centrado en dos tipos de indicadores. Por un lado, la medición del cumplimiento de la calidad de la conducción, directamente relacionado con la intensidad y duración de las aceleraciones y las frenadas. El sistema es capaz de medir estos niveles para posteriormente corregirlos.

    Por otro lado, se ha basado en la medición de la eficiencia, factor relacionado "más directamente" con la frenada de los vehículos. La mejora en la conducción de los autobuses municipales, gracias a la ayuda de un dispositivo ecoindicador, se ha traducido en un importante ahorro energético, una mayor seguridad a bordo y un índice más bajo de emisiones contaminantes en la atmósfera.

    En autobuses propulsados por diésel, se han analizado 2.028 kilómetros recorridos en esta primera fase, con un ahorro de combustible del 7,4 por ciento y una mejora de la eficiencia en la conducción del 3,6 por ciento.

    En el caso de vehículos de Gas Natural Comprimido (GNC), se han evaluado 1.371 kilómetros recorridos con un ahorro de combustible del 3,5 por ciento y un aumento de la eficiencia en la conducción del 1,1 por ciento.

    Estos resultados se han conseguido, además, "sin ninguna incidencia negativa" en los tiempos de paso de las dos líneas de EMT que han sido objeto de estudio en esta fase de pruebas: la 21 (Pintor Rosales-El Salvador) y la 77 (Ciudad Lineal-Fin de Semana).

    Desde la perspectiva medioambiental, la ampliación del proyecto a mil autobuses de EMT, la mitad de la flota, tendrá un importante impacto en la ciudad de Madrid: cerca de cuatro toneladas de dióxido de nitrógeno (NOX) y 2.100 toneladas de dióxido de carbono (CO2) dejarán de emitirse cada año a la atmósfera.

    Este ahorro de emisiones que trae consigo la implantación de Efibús permitiría a EMT, por ejemplo, operar con 35 autobuses más en calle sin producir más emisiones. Este ahorro de emisiones contaminantes que generará EMT equivale a la polución que emiten, anualmente, unos 1.150 coches privados.