22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 20 de octubre de 2008

    El equipamiento del centro especial para los niños de El Gallinero estará listo hoy

    MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El equipamiento del centro especial para los niños del asentamiento chabolista de El Gallinero, en la Cañada Real Galiana, estará listo hoy, para que, a partir de entonces, un total de 141 pequeños de esta zona puedan escolarizarse, aprender a leer y escribir, y sobre todo, conocer el castellano, puesto que la mayoría son de etnia gitana rumana.

    Así lo anunció el pasado viernes la consejera de Educación, Lucía Figar, y la delegada de Familia y Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Dancausa, que indicaron que esté centro está situado en la calle Rafael Finat, 75, en el distrito de Latina.

    Este centro, al que llegarán los alumnos en autobús, será gestionado por Cruz Roja y, de momento, contará con un equipo de cuatro profesores, y un grupo de educadores y mediadores que tendrán como objetivo principal alfabetizar a los niños y enseñarles el castellano.

    A pesar de que el equipamiento para este centro estará hoy, no se espera que los niños comiencen a ir a clase ese mismo día sino dentro de unas pocas semanas puesto que los orientadores tienen que hacer la labor de campo con las familias, y convencerles de que lo mejor para sus hijos es que estén escolarizados, según informó Figar.

    El centro organizará sus actividades en cuatro etapas educativas, distribuidas en el Ciclo de Infantil (3 a 5 años), Primaria A (6 a 7 años), Primera B (8 a 11 años) y Secundaria, donde se atenderá a los alumnos mayores de 12 años. Además de enseñarles a leer y a escribir, y otro tipo de conocimiento, se les enseñarán hábitos de higiene y alimentación. De hecho, el centro tendrá aseos con duchas.

    La idea de este 'proyecto educativo especializado', según indicó Figar, es que sirva de paso intermedio para que en un futuro los niños puedan ser escolarizados en colegios ordinarios. No obstante, de momento, los niños tendrán que ir adaptándose, y de hecho, el horario escolar no será tan rígido como el de un centro educativo normalizado.

    Precisamente, la atención educativa va a ser diferente en cada etapa. Así, las actividades con los más pequeños se centrarán en el aprendizaje de castellano, actividades de socialización y hábitos de higiene. Con Primaria A, se reforzará el proceso iniciado en Infantil, además de sentar las bases de la lectura, la escritura y operaciones de cálculo elementales.

    En Primaria B tendrán la organización y el funcionamiento de un aula de enlace, mientras que a los más mayores se les atenderá en los ámbitos de castellano, la socialización, los hábitos de higiene, la lectura y la escritura.

    La consejera explicó que, de momento, a estos niños no se les puede escolarizar "de un día para otro" en un colegio ordinario, puesto que tienen una serie de características (como el analfabetismo o el desconocimiento del idioma) que les desembocaría directamente "en el absentismo y el fracaso escolar". "Estos alumnos necesitan una asistencia mucho más profesional de carácter social, y es sólo un paso intermedio", agregó.

    En la Cañada Real, de uno 15 kilómetros, hay cerca de 40.000 habitantes, de los cuales, un total de 1.098 menores están ya escolarizados en diversos centros educativos públicos (25 colegios 8 institutos) y concertados (11) de los distritos de Vallecas (363), Vicálvaro (166) y de los municipios de Rivas Vaciamadrid (419), Coslada (109) y Getafe (31). No obstante, el absentismo está generalizado y menos de la mitad acude a clase.