20 de septiembre de 2019
23 de marzo de 2014

Un estudio apuesta por rehabilitar 15 cines y teatros cerrados

Habrá protesta frente al Palacio de la Música el martes por la venta del edificio histórico, antes protegido, a una cadena textil

Un estudio apuesta por rehabilitar 15 cines y teatros cerrados
EUROPA PRESS/PLATAFORMA SALVEMOS AL ALBÉNIZ

   MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio apuesta por recuperar para los madrileños a través de la rehabilitación una quincena de espacios culturales cerrados desde hace años ante el peligro de desmantelamiento o deterioro que sufren en la actualidad.

   El estudio ha sido realizado por Alejandro Conty, de Excenia.es y determina que los espacios que reúnen mejores condiciones arquitectónicas y que mejor podrían ser objeto de una rehabilitación para usos culturales son los teatros Albéniz y de la Comedia y los cines Benlliure, Cristal, Dúplex, Luna, Rex, Madrid, Palafox (aún en activo), Real Cinema, Renoir Cuatro Caminos, Marvi, Jorge Juan, Canciller y Morasol.

   Dicho informe fue hecho público en la última reunión de la asociación 'Salvemos los cines y los teatros de Madrid'. Allí se puso en común la situación de algunos de estos espacio. Así, se informó que el teatro Albéniz fue comprado por un banco, el cine Rex por un 'fondo buitre' de capital extranjero que está tratando de revender el edificio entero.

   Por otro parte, destaca que los propietarios de los cines Madrid rechazan frontalmente cualquier uso cultural de los mismos, mientras que el cine Roxy, cerrado hace muy poco, ha sido vendido a una cadena de ropa.

   Además, el cine Carlos III se ha convertido en un centro de restauración con diversos restaurantes. "La prometida rehabilitación cultural del espacio queda reducida a un escenario en el que difícilmente pueda ofrecerse una programación creíble, ya que interfiere con la actividad gastronómica", señalan los miembros de la asociación.

   Entre las únicas buenas noticias aparece que los cines Verdi, hasta hace poco con serias dificultades van a continuar  gracias a un crédito a bajo interés.

   Asimismo, el cine Duque de Alba continúa abierto como el único cine porno de Madrid pero el edificio en el que está situado, el de El Imparcial, podría ser alterado por una reforma para hacer un centro comercial.

   Entre los puntos más negativos se encuentra el caso del cine Bógart, que ha sido arrasado su interior, al igual que el teatro Albéniz.

   En la reunión también aportó su visión el productor Eugenio Gurumeta, que ha recorrido bastantes de los cines cerrados entrevistándose con sus dueños de cara a una reapertura con nuevas actividades culturales.

   "Los dueños no quieren saber nada de cine ni de teatro ni de cultura. Los propietarios aspiran a vender sus espacios a medida que el Ayuntamiento, con la mayor discreción posible, les va retirando la protección cultural", apunta.

   Gurumeta ha hecho hincapié en la "lamentable situación" de abandono, tras el cierre, de Florida Park, la mejor sala de espectáculos de Madrid.

   "Mientras en el resto de Europa las industrias culturales están entre las que mayores beneficios generan, aquí se apuesta por la ropa y los hoteles pese a que los indicadores económicos favorables no parecen apuntar a esos sectores", añade.

EL PALACIO DE LA MÚSICA

   Especial interés despertó la situación del emblemático Palacio de la Música, que ha hasta ahora había contado con protección, pero que el Ayuntamiento se la retiró para que pueda convertirse en una marcrotienda, como ocurrió con unos cercanos cines.

   "Parece constatarse, según se ha podido ver, que el interior del cine, de alto valor histórico, ha sido arrasado. Las afirmaciones del comprador de que habrá una actividad cultural en el centro comercial generan escepticismo", señalaron los asistentes.

   Por ello, realizarán una acción simbólica el 25 de marzo a las 20 horas frente al histórico edificio para criticar su situación de desamparo cultural. Asimismo, presentarán una pregunta sobre este tema al Pleno Municipal.

IDEAS PARA SALVAR LOS CINES

   En la reunión también comentaron la difícil situación de los cines, agravada por un IVA "desproporcionado", el "oneroso" cambio a las pantallas digitales, la "libre" piratería y las políticas "anticulturales".

   También hablaron de la necesidad de ajustar los precios de las entradas y que el hecho de que se haya perdido la programación de cine los centros culturales municipales, "sin que haya habido respuesta".

   Por último, los asistentes valoraron positivamente la acción de los espectadores para salvar los cines Renoir Majadahonda, con cinefórums después de las películas y a veces con charlas con los equipos y los actores que han intervenido en las mismas. También destacaron la interesante iniciativa para recuperar los Cines Burgo-Centro Las Rozas.