19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 21 de septiembre de 2008

    Faltan profesores y plazas para 4.300 alumnos que quieren cursar la Formación Profesional este año, según CC.OO.

    MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    CC.OO. denunció hoy que en Formación Profesional faltan profesores y que hay un total de 4.300 alumnos que están en lista de espera a la búsqueda de una cualificación profesional, según un informe que ha elaborado el sindicato para el curso 2008-2009 en la Comunidad de Madrid.

    Así, las solicitudes insatisfechas, en primera opción, para ciclos formativos de grado superior ascienden a 1.800 y las correspondientes para ciclos formativos de grado medio a 1.000 solicitudes. Según el sindicato, esta situación se da porque en vez de incrementar en 90 grupos la oferta de FP, sólo se ha incrementado en 11 grupos.

    De estos 11 grupos, siete corresponden a ciclos formativos de grado medio, en hostelería, sanitaria, informática e imagen personal; y tres de grado superior, en radiodiagnósticos, restauración e imagen. Además, los nuevos Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), que sustituyen a la Garantía social, al no disponer de suficiente profesorado, han dejado en lista de espera a 1.500 alumnos de la Educación Secundaria Obligatoria.

    CC.OO. quiso recordar la importancia de estas enseñanzas en la coyuntura económica de crisis en que se encuentra el país "como vía de solución al desempleo". De hecho, este problema de falta de atención a la especialidad también tuvo su hueco durante el Debate sobre el estado de la región que se celebró esta semana y en donde la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, recriminó a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, no haber dedicado "ni un minuto" de su discurso a este tema.

    De todos modos, según el propio sindicato, falta profesorado en todos los niveles de enseñanza. "No se cumplen los acuerdos firmados y es imposible afrontar la atención a la diversidad de los centros, al alumnado con dificultades de aprendizaje", apuntó, al tiempo que destacó que también resulta imposible realizar una práctica docente a la altura de los requerimientos que las propias instrucciones de principio de curso plantean, "especialmente, el trabajo de apoyo educativo al alumnado que necesite refuerzo".

    Asimismo, se encuentran con trabas a la hora de trabajar con los alumnos para recuperar materias pendientes, la conversación en lengua extranjera, las prácticas de laboratorio, los estudios dirigidos, la docencia compartida para prácticas o los desdobles de grupos en determinadas asignaturas.

    RECORTE DEL PROFESORADO

    En la misma dirección, destacó que el recorte de los cupos de profesorado se produce en la mayor parte de los centros de enseñanza de Primaria y de Secundaria. "En los primeros, es especialmente reseñable el recorte de 60 cupos de profesorado de apoyo a Educación Infantil", matizó. Así, el primer profesor de apoyo se envía sólo a partir de la sexta unidad, y, según el sindicato, es práctica habitual o no crear esa sexta unidad, "saturando las otras cinco", o suprimirla "lo antes posible", con lo cual se eliminan los costes de dos profesores, el sexto y el apoyo, "que es exactamente lo que ha sucedido en muchos centros", indicó.

    Igualmente, falta profesorado de Compensatoria, Pedagogía terapéutica (PTs), Audición y lenguaje (ALs), profesores de apoyo a FP (hay IES sin posibilidad de desdobles), docentes de nuevos perfiles en los institutos (PTSC y mediadores interculturales) y Orientadores. De hecho, en el caso de estos últimos profesionales, un 35 por ciento de los IES, es decir, más de un centenar, carece de segundo orientador.

    A juicio de CC.OO., algunas de las consecuencias de esta falta de profesorado "son extremadamente graves", sobre todo, si se recuerdan los problemas de rendimiento escolar que hay en la Comunidad en comparación con la media española --hasta 3,6 por ciento más bajo al finalizar la ESO--.

    Así, según las estimaciones del propio sindicato, "considerando las necesidades de apoyo y atención a la diversidad, las dificultades de rendimiento, la necesidad de reducir el número de alumnos por aula y fomentar una enseñanza personalizada; o la de establecer estrategias de trabajo eficaces, la carencia de profesorado asciende a 3.479 profesores, 1.744 en Secundaria y 1.735 en Primaria.

    MÁS CARGA DE TRABAJO

    Por otro lado, denunció el empeoramiento de las condiciones de trabajo docente, la mayor carga de trabajo y la imposibilidad práctica de la reducción de la jornada para los docentes mayores de 55 años. Así, según CC.OO., la falta de profesorado van a afectar, sin duda, a las condiciones de trabajo, con un aumento de la carga docente y un empeoramiento generalizado del ambiente laboral.

    En estas circunstancias, la reducción de la jornada para mayores de 55 años, "pactada a espaldas de los sindicatos mayoritarios", es de aplicación "casi imposible", si se tienen en cuenta los exigentes requerimientos para hacerla efectiva y la falta de profesores en los centros, "que acaba por desplazar la carga de trabajo de la reducción sobre las espaldas de los demás compañeros que ya están saturados", subrayó.

    En este sentido, el sindicato apuntó que un acuerdo sobre reducción de jornada necesita una estrategia de financiación que aumente el número de profesores, "cosa que no se ha hecho" de momento, concluyó.