3 de junio de 2020
3 de abril de 2020

Una farmacia de Buitrago da servicio a domicilio en la sierra de Madrid

Una farmacia de Buitrago da servicio a domicilio en la sierra de Madrid
Raquel Casado, farmacéutica de Buitrago de Lozoya que presta servicio a domicilio. - EUROPA PRESS

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El confinamiento de la población desde que se decretara el Estado de alarma el pasado 14 de marzo ha llevado a que muchas personas no puedan disponer de sus medicinas habituales.

Aunque se permite salir de casa para comprar medicinas, no todos pueden hacerlo por razones de movilidad, por ser grupos de riesgo, por guardar cuarentena o simplemente porque en su pueblo no hay farmacia.

Para solventar esta situación la farmacéutica de Buitrago de Lozoya, Raquel Casado Álvaro, ha decidido ofrecer un servicio de atención domiciliaria a sus vecinos y a una decena de pueblos de los alrededores que no disponen de farmacias. "Hay pueblos que tienen entre 100 y 200 habitantes, de hecho Madarcos es el más pequeño de la Comunidad de Madrid", ha señalado en una entrevista con Europa Press Televisión.

50 KILÓMETROS DIARIOS

Así, cuando cierra su farmacia a las 20.00 horas esta farmacéutica se sube a su coche y conduce unos 50 kilómetros diarios para ofrecer este servicio gratuito que se le ocurrió "cuando comenzó este problema y con el único ánimo de ayudar". Todo a costa de su tiempo libre y el gasto de gasolina pero como ha indicado, no le importa, "cuando lo decidí ya sabía que iba a ser así".

La farmacéutica ha asegurado que recibe muchos agradecimientos de los clientes porque "ven que estoy haciendo un esfuerzo por ayudarles" e incluso han llegado a regalarle una docena de huevos, pero ha querido dejar claro que este servicio tiene unos límites. "Atiendo a todos pero les dejo claro que no me hagan ir a su casa si van a salir a comprar el pan porque esto no es un servicio de paquetería, sino un intento de llevar la farmacia a casa", ha aclarado.

Para leer más