23 de agosto de 2019
14 de abril de 2014

Finalizan las obras de remodelación en superficie del intercambiador de Avenida de América

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha concluido los trabajos en superficie del intercambiador de Avenida de América, por lo que la plaza existente sobre esta infraestructura presentará a partir de este fin de semana un aspecto "totalmente renovado" y facilitará una mejor convivencia entre las zonas de circulación, de uso de peatones, las habilitadas para los taxis y las reservadas para las labores de carga y descarga, así como el acceso al aparcamiento de rotación.

Además, el fin de estas obras en superficie supone "la liberación de la calzada", lo que redunda en "una disminución de los atascos" en este eje de acceso a la capital, según han indicado desde la Consejería de Transportes a Europa Press.

La reforma corresponde al Consorcio Regional de Transportes de Madrid y se está llevando a cabo sin cerrar las instalaciones al servicio. Ello implica un proyecto de "gran complejidad técnica" pues cada día utilizan el intercambiador más de 156.000 viajeros.

Estos trabajos continúan bajo rasante, si bien está previsto que en verano finalice la remodelación global del intercambiador dado que hasta ahora se han ejecutado el 85 por ciento de los trabajos. Con esta actuación se persigue reducir los tiempos de trasbordo, la climatización en las zonas de espera y aumentando la accesibilidad.

Una vez terminado el proyecto, Avenida de América contará con una superficie superior a 47.000 metros cuadrados, estructurados en cuatro plantas bajo superficie. En ellos se distribuirán los servicios de 13 líneas de autobuses interurbanos, 6 líneas de la EMT, 4 líneas de Metro, así como líneas de largo recorrido que comunican Madrid con el norte y este de España.

Además, la infraestructura tiene un aparcamiento público de 253 plazas de rotación y 392 plazas para residentes, según ha adelantado este lunes el diario 'La Razón'.

En cuanto a las mejoras realizadas en la plaza, cuya última reforma se efectuó en 1998, se percibirán principalmente en las zonas de peatones más amplias, aumento del área de ajardinamiento y zonas de paseo. El área de estancia más amplia se situará al lado más cercano de la calle Mataelpino, que se protegerá del ruido del tráfico de la Avenida con el propio edificio de acceso al aparcamiento.

Además, el eje de la calzada de acceso y espera de taxis se desplaza hacia el norte, con el objeto de tener más espacio peatonal frente al edificio de acceso al intercambiador, cuya accesibilidad se ha mejorado en esta reforma. Los edificios situados en la plaza estarán recubiertos por un material absorbente de ruido, lo que reducirá el nivel acústico del paso de vehículos por Avenida de América.

Actualmente, la mayoría de obra civil ha concluido y los trabajos que se están realizando corresponde a cuestiones de funcionalidad: climatización, información en tiempo real, control de iluminación, entre otras.

Finalmente, desde la Consejería recuerdan que el intercambiador de Avenida de América registra al año 61 millones de viajes, cuando el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas registró 39,7 millones en 2013.