22 de enero de 2021
2 de diciembre de 2020

Funcionarios de Prisiones solicitan el cese del director de la cárcel de Estremera por el "caos" organizativo

Funcionarios de Prisiones solicitan el cese del director de la cárcel de Estremera por el "caos" organizativo
Furgones de la Guardia Civil aparcados en la Prisión de Soto del Real. - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) y la Asociación TAMPM del Centro Penitenciario de Madrid VII (Estremera) han solicitado el cese del director de este centro penitenciario, Enrique Valdivieso, por "el caos organizativo", entre otros motivos, han informado sendas asociaciones en un comunicado.

El reclamo se produce por la situación de "desamparo" que estaría sufriendo la plantilla en todas sus áreas de trabajo "motivada por la pésima gestión que desde la dirección del centro se ha realizado con sus trabajadores, desde la toma de posesión del actual director, y muy especialmente en los últimos años".

El colectivo se queja de que el equipo directivo del centro sufre "una falta de continuidad en la línea de trabajo y una inestabilidad en las personas que lo desarrollan, con al menos catorce nombramientos al frente de dichos cargos".

Además, exponen que desde hace varios años el departamento de Enfermería es gestionado y coordinado por el administrador del centro, por designio del director, en base a "su conocimiento del medio al pertenecer al Cuerpo de Enfermeros de Instituciones Penitenciarias, atribuyéndole y asumiendo también las funciones de Supervisión de Enfermería".

Al respecto, explican que estas funciones le fueron retiradas a la titular del puesto, lo que "unido a la ausencia de un subdirector médico y la carencia de forma habitual de número suficiente de facultativos, ha sumido a los Servicios médicos en el caos a pesar del esfuerzo y del buen hacer de todos los profesionales sanitarios".

Según los funcionarios, esta acumulación de cargos en la persona del administrador ha llevado a "un caos organizativo total unido a los continuos cambios en el Equipo Directivo, en la gestión de la dirección del Centro Penitenciario de Estremera".

"Este caos no obedece sólo a la ubicación o características del centro, sino que se produce por la forma de gestión autoritaria, la falta de confianza y desconsideración del actual director para con estos profesionales. Llegando incluso a tensos momentos durante el despacho diario de las incidencias, en la que se ven implicados también los Jefes de Servicios".

"El miedo unido a los continuos reproches, malas formas y faltas de respeto por el director, junto con las continuas muestras de desconfianza para con su equipo directivo, ha dado lugar a una falta de coordinación y entendimiento necesario en un equipo de trabajo, que es percibida por todo el conjunto de los trabajadores, como
una falta de confianza o de la capacidad de desempeño de las funciones de dichos mandos", aseveran.