25 de junio de 2019
  • Lunes, 24 de Junio
  • 19 de abril de 2008

    González (PP) critica que la reunión con Espinosa "trató de ocultar" la rectificación socialista a su política del agua

    MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente primero de la Comunidad y presidente del Canal de Isabel II, Ignacio González, declaró hoy tras el encuentro con la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, que éste "sólo ha servido para tratar de ocultar la rectificación que ha tenido el Gobierno socialista a su política de agua en estos cuatro últimos años".

    González participó en este encuentro, mantenido con los consejeros y responsables de recursos hídricos de las 17 comunidades autónomas en la sede del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino para explicar el Real Decreto-Ley por el que se ha aprobado el trasvase de agua del Ebro al área metropolitana de Barcelona, afectada por la sequía.

    Tras la reunión, el presidente del Canal de Isabel II criticó que fuera "una reunión meramente informativa para dar cuenta de las decisiones que ya tomó unilateralmente el Gobierno para trasvasar agua a Barcelona desde el Ebro" y resolver un problema de abastecimiento.

    González señaló a los periodistas que trasladó a la titular de Medio Ambiente su "preocupación" ya que el Gobierno socialista "no ha reconocido la necesidad de rectificar una política (de agua) que después de cuatro años ha puesto de manifiesto que no se tomaron las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento de agua a todos los territorios".

    En su opinión, el Ministerio se ha "enrocado" en que no va a existir una política de trasvase y "tampoco han concretado si se van a hacer infraestructuras para solventar el problema". González apostó por "soluciones estructurales definitivas" al problema del agua en España pero para eso "son necesarios los trasvases, las desaladoras, las presas o los embalses".

    González, que agradeció a la ministra la convocatoria de la reunión, manifestó su "sorpresa" por el contenido del encuentro debido a que sólo sirvió para informar a los responsables de este ámbito de "una decisión en la que no se ha tenido oportunidad de participar".

    Según el vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid, todos los asistentes al encuentro manifestaron su acuerdo en que se tomen medidas en este trasvase pero también "en otros para tratar de solucionar los problemas de agua que existen en muchos sitios de España".

    El consejero destacó que la reunión transcurrió "bajo la insistencia permanente del Ministerio y de algunos consejeros del Gobierno socialista para tratar de justificar que no se estaba produciendo un trasvase". "Es decir, que coger agua del Ebro para llevarla a Tarragona y de ahí a Barcelona no es un trasvase", ironizó.

    González comentó a los periodistas que preguntó a la ministra que si esta situación no es un trasvase "por qué la situación es provisional e insiste en que sólo es para nueve meses".