27 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

González pregunta al Gobierno por qué favorece a los ricos con beneficios fiscales y no a los ciudadanos normales

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, consideró hoy que el Gobierno central debe explicar por qué ha decidido "favorecer a los ricos" con nuevos beneficios fiscales a los que no podrán acceder los ciudadanos normales y los pequeños empresarios, que sufren la crisis más que los banqueros.

Durante su comparecencia en rueda de prensa después del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, González consideró que el Ejecutivo central ha incorporado "sorpresivamente" en el IRPF para algunos banqueros y miembros de los consejos, beneficios fiscales "por los rendimientos obtenidos por su participación en estas mismas sociedades". "Es una manifestación más de la evidente contradicción del discurso y de las políticas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y del PSOE en toda España", añadió.

"Hemos asistido, sistemáticamente, por parte del PSOE en los últimos tiempos, a un discurso de que el PP era defensor del capitalismo, la especulación y las clases más pudientes, e incluso que beneficiaba sólo a algunos cuantos", recordó. "Y ahora nos enteramos que con nocturnidad y alevosía han aprobado una medida de legislación urgente por la que, lo que hasta ahora todos pagábamos por renta, en el caso de los banqueros que obtengan beneficios por sus participaciones empresariales en sus propios bancos, se reduzca del 45 al 18%", subrayó González.

A su juicio, el Gobierno "debe dar una explicación de por qué estos señores son de mejor familia", y por qué "favorecen a los ricos y por qué no pueden beneficiarse de esto el conjunto de los españoles en una situación de crisis". "Seguramente esta crisis la padecemos muchísimo más los ciudadanos de a pie, que la que pueden padecer estos señores", advirtió.

"Me parece un escándalo que Zapatero anuncie a bombo y platillo que iba a dar 150.000 millones de crédito a las entidades financieras, sin que sepamos a quién y cómo se da, y que no se garantice que vaya a la economía productiva", consideró. "Aquí lo importante es que no se destruyan las empresas ni el empleo, porque son fundamentales para superar la crisis, sobre todo, porque eso es lo que necesitan los ciudadanos, empleo", añadió.

"Hasta ahora ese dinero no está llegando a las empresas, y sí a los bancos, por lo que hemos sabido de la última subasta. Y a continuación sabemos que se les hace una rebaja fiscal de decenas de puntos en el IRPF a los banqueros por los beneficios obtenidos por su participación", lamentó.

Así, se preguntó qué pensarán hoy millones de pequeños empresarios "que se hipotecan para mantener sus negocios y van a tener que seguir pagando el 45%, mientras que los accionistas de estos grandes bancos, pagarán un 18%". "Es muy grave", añadió.