30 de marzo de 2020
20 de diciembre de 2008

Granados dice, en carta manuscrita, que la "situación actual" le impide cumplir con lo pactado con sindicatos judiciales

Responde a una misiva de un funcionario, que dice que la situación es muy grave y que los trabajadores claman a gritos una huelga indefinida

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, indica que la "situación actual" le impide cumplir con "los plazos pactados" hace un año con los sindicatos para aumentar las retribuciones de los trabajadores de la Administración de Justicia de la región y solucionar sus carencias.

Granados respondió así, mediante una carta escrita de su puño y letra a la que ha tenido acceso Europa Press, al gestor procesal del Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid, Mariano Férnandez Heras, que le había enviado una misiva para mostrar su preocupación por el "incumplimiento" del acuerdo firmado por el anterior consejero de Justicia, Alfredo Prada.

"Querido Mariano. He leído atentamente tu carta y te aseguro que me sirve de mucho todo lo que me dices en ella. Entiende que la situación actual me impide, muy a mi pesar, cumplir con los plazos pactados. No obstante, me comprometo a negociar con los sindicatos fórmulas alternativas que hagan más fácil llegar a un acuerdo que interese a todas las partes. Estoy seguro que, con buena voluntad, lo podemos conseguir", escribió literalmente el consejero.

El funcionario explica en el escrito que le dirigió previamente, concretamente el 1 de diciembre, que la "insuficiencia" de medios personales y materiales con los que cuentan haría imposibiel el desarrollo de las funciones de juzgados y tribunales "de no ser por el voluntarismo que ponen todos los que a diario hacen que la máquina se ponga en marcha, jueces, abogados y funcionarios, que se enfrentan a la precariedad de los edificios, de los sistemas informáticos y a la ausencia de formación del personal interino, cada vez más numeroso".

"La nefasta gestión que desde el Ministerio de Justicia viene realizando el Sr. Fernández Bermejo ha llevado a la justicia española a una situación que hace unos meses era impensable, como las huelgas de secretarios judiciales, y lo que será una situación histórica como la posible huelga de jueces y magistrados", agregó.

No obstante, el gestor procesar indicó que la el "incumplimiento" del acuerdo retributivo suscrito con los funcionarios de la Administración de Justicia de la Comunidad de Madrid hace un año es "la agresión más grave contra los intereses de los empleados públicos que se recuerda y que supondrá, no ya una congelación salarial, sino una rebaja de sueldo para los trabajadores".

"Nunca, en mis 21 años de Justicia percibí entre mis compañeros un sentimiento de tanta indignación ni una voluntad tan resuelta a la movilización frente a su decisión, como la que ahora estoy viviendo. En esto han conseguido ustedes igualar el despropósito del ministro de Justicia y, como él, pueden llevar la Justicia a situaciones impensables hace algún tiempo", continuó relatando Fernández Heras en su misiva dirigida al consejero.

En este sentido, destacó que los sindicatos están promoviendo asambleas de trabajadores para informarles de la situación, "y en ellas los funcionarios, sector tradicionalmente poco beligerante, claman a gritos por la huelga indefinida, en una situación que ni los más antiguos han conocido".

"La situación de la Administración de Justicia en Madrid es mucho más grave que en el resto del Estado, y no me imagino las consecuencias que podría tener su paralización durante semanas o meses; ni cómo se podría salir del atasco tras su solución de conflicto, con los limitadísimos medios de que disponemos", dijo.

Por último, el funcionario se despide dudando que su carta sea leía, pero recuerda que un día juró lealtad da su cargo, por lo que se ha sentido "moralmente obligado a escribirla" y a pedirle a Granados que reconsidera su decisión por el bien de la Justicia y del servicio público que ambos desempeñan.

EL ACUERDO DE HACE UN AÑO

El 11 de diciembre de 2007 se firmó un convenio que contemplaba una subida salarial de 450 euros de manera paulatina, es decir, 130 euros en 2008, otros 155 en 2009, 75 más en 2010 y 90 más en 2011. También se incluía un plan de choque para incrementar las plantillas de los Registros Civiles y los Juzgados de lo Penal, los más desbordados de Madrid. Prada se comprometió a que el acuerdo entraría en vigor el 1 de enero de 2008 y que el aumento retributivo se incluiría en la Ley de Presupuestos de 2009.

Hace unas semanas, el consejero anunció que el Gobierno regional no aplicará en 2009 y 2010 la subida salarial prometida debido a la crisis económica. No obstante, adelantó que la recibirán toda junta en 2011. Los funcionarios recibieron esta noticia como "un jarro de agua fría" y decidieron emprender una serie de movilizaciones para forzarle a cumplir lo prometido, denunciando que se escuden en "las limitaciones presupuestarias" para evitar el acuerdo.

Desde la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior se insiste en que desde 2003, cuando se transfirieron las competencias judiciales, la Comunidad ha subido el sueldo a los funcionarios entre un 29,5 por ciento y un 54,5 por ciento. Además, subrayan que los trabajadores cobran entre un 11,5 por ciento y un 29 por ciento más que los que dependen directamente del Estado en otras comunidades.