22 de noviembre de 2019
11 de octubre de 2019

La Ingobernable escribe a UNESCO alertando de la crisis "al derecho a la ciudad" tras desalojo de acampada de sin hogar

La Ingobernable escribe a UNESCO alertando de la crisis "al derecho a la ciudad" tras desalojo de acampada de sin hogar
Imagen del edificio ubicado en la calle Gobernación con paseo del Prado okupado por La Ingobernable - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El centro social autogestionado La Ingobernable ha escrito a los responsables de la UNESCO, que en los próximos días visitarán la ciudad con motivo de la candidatura del eje Prado-Retiro como patrimonio cultural de la humanidad, alertando de la crisis "al derecho a la ciudad de los habitantes" tras desalojo la semana pasada de la acampada de las personas sin hogar.

"Tan solo una semana antes de su llegada, un campamento ocupado por unas 80 personas sin hogar fue desalojado por la fuerza del Paseo del Prado. Estas personas estaban pidiendo soluciones en cuanto a vivienda. El campamento les ofrecía la visibilidad para acelerar la propuesta de posibles soluciones, así como un espacio donde apoyarse unos a otros. Su desalojo no ha tenido nada que ver con la intención de lograr soluciones, sino más bien con la voluntad de no tenerlos a la vista cuando ustedes u otras personas visitasen el área", espeta La Ingobernable.

En ese punto destacan que existe "otra iniciativa que está teniendo lugar en este momento en el eje Prado-Retiro, junto con los jardines y los museos, y es el centro social La Ingobernable", que alberga "más de 50 colectivos sociales y cientos de actividades al mes gratuitamente". "Somos los siguientes en la cola de desalojos en esta zona, cada vez más dedicada al turismo y fuera del alcance de los propios residentes de la ciudad", escriben.

Empiezan la misiva, redactada en inglés y español, remarcando que aprecian la zona del eje Prado-Retiro "con su gran riqueza en historia, arte y jardines cuidadosamente podados" pero llaman la atención sobre otras cosas que ocurren ahí, "menos visibles", como el desalojo de la acampada de las personas sin hogar.

El centro social alerta de que el siguiente desalojo puede ser el de un espacio por el que han pasado unas 140.000 personas, que han contribuido a construir "el tipo de riqueza inmaterial a largo plazo que lugares con un paso de gente tan rápido como este jamás podrían mantener".

"A políticos como (el alcalde, José Luis Martínez) Almeida y (a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz) Ayuso esto no parece importarles en absoluto, como no les importa el patrimonio cultural de esta ciudad", han lanzado.

Se refieren así a la cesión del edificio que hizo la exlcaldesa Ana Botella a la fundación de Emilio Ambasz, una cesión "sin compromisos". "Si hubieran tenido éxito, un edificio de 1936 considerado Patrimonio Cultural según criterios de urbanismo habría sido destruido. Organizaciones como Madrid Ciudadanía y Patrimonio han reconocido nuestro mérito a la hora de proteger este patrimonio", han recordado poniendo en el centro el trabajo en el inmueble tras años de abandono.

"Durante más de dos años, La Ingobernable ha sido un punto clave en Madrid y un ejemplo de cómo la sociedad civil puede organizar democráticamente el uso de los recursos públicos y cómo las soluciones basadas en los comunes pueden suponer una alternativa efectiva a los modelos de gestión de las entidades privadas o los organismos públicos", argumentan.

La Ingobernable ha propuesto a todos los partidos, tanto ahora como en el anterior mandato, la puesta en marcha de un proceso dialogado hacia un nuevo plan de usos para el edificio. "Nuestras peticiones han sido recibidas con desdén y amenazas del uso de la fuerza", han resumido.

"Sea cual sea su decisión en lo relativo a la solicitud de Patrimonio Cultural de la Humanidad nos gustaría que considerasen su relevancia en relación con el derecho a la ciudad de los habitantes, así como la necesidad de proteger los elementos del patrimonio cultural en lugar de que estos les sean arrebatados a los ciudadanos", termina La Ingobernable la misiva.

Para leer más