24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 4 de junio de 2008

    El juicio contra Losantos por "injurias graves" a Gallardón quedará hoy visto para sentencia

    MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El juicio contra el locutor de la cadena Cope Federico Jiménez Losantos por un presunto delito de injurias graves contra el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, quedará hoy visto para sentencia después de que la Sala proceda a la audición de las cintas que recogieron su intervención en el programa 'La Mañana', espacio radiofónico donde lanzó las expresiones que le llevaron a sentarse en el banquillo de los acusados.

    En la segunda sesión, el Juzgado de lo Penal número 6 de Madrid escuchará el contenido de las grabaciones y, tras ello, se procederá a practicar la prueba documental. Concluida, el fiscal y las partes expondrán su acusación definitiva, a lo que seguirá el alegato final de Losantos. El locutor se enfrenta al pago de una multa de 72.000 euros, cantidad que será donada por Gallardón a la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT).

    El primer día, el pasado 28 de mayo, el periodista sustentó su defensa en intentar demostrar que el regidor se desmarcó de la línea oficial seguida por el Partido Popular en la investigación del 11-M, lo que motivó que sus intervenciones en el programa 'La Mañana' buscara "Justicia para las víctimas del 11-M".

    La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el secretario general del PP, Ángel Ácebes, y el ex portavoz parlamentario Eduardo Zaplana acudieron como testigos. Aunque la estrategia de la defensa del periodista se centró en que Gallardón intentó "obviar" el 11-M, esta tesis no fue respalda por los dirigentes populares.

    Al concluir la vista, Losantos se mostró indignado por el desarrollo de las testificales. "Esto ha sido un ejercicio de manipulación y de cara dura total, cuando un señor ha dicho lo que ha dicho durante dos años y le han contestado los de sus partidos por llevar una línea contraria. Y ahora, uno no dijo nada y los otros no oyeron nada", espetó.

    En su declaración afirmó: "Tengo la convicción moral de que Gallardón quería que se investigara lo justo". Además, defendió que sus expresiones, algunas "sacadas de contexto", se enmarcaban en su "ánimo informativo".

    "Mi intención --señaló-- era buscar Justicia para las víctimas del 11-M", pues "la sentencia acredita las deficiencias en la investigación". "A día de hoy sabemos menos", sentenció el periodista, lo que le valió una llamada de atención por parte del tribunal al "no ser objeto del procedimiento".

    Por su parte, el alcalde madrileño afirmó que las acusaciones de "intentar tapar y de que no se juzgase a los responsables del 11-M" eran "lo más grave, injurioso y ofensivo" de todo lo que en su vida política se ha dicho contra él. "Me sentí profundamente ofendido e injuriado", confesó.