19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 31 de enero de 2008

    Lavapiés.- Los vecinos se quejan de que los caballos de la Policía manchan y que se tarda demasiado en limpiarlo

    MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Los vecinos del barrio madrileño de Lavapiés se quejan de que los caballos con los que una pareja de Policía Municipal patrulla últimamente las calles manchan y que se tarda demasiado en limpiar los excrementos que van dejando a su paso.

    El presidente de la Asociación de Vecinos La Corrala, Manuel Osuna, explicó a Europa Press que "aunque los caballos no molestan a nadie, sí se nota el tema de los excrementos". "Cuando se sacan los caballos para procesiones y otros actos similares van detrás con un carrito limpiándolo, pero aquí no", matizó.

    Así, los vecinos tienen que esperar a que pasen los barrenderos municipales y limpien los restos equinos. "Ahora hay muchos, por el Plan de Acción de Lavapiés, pero nos preocupa el momento en que se vuelva a la normalidad, porque entonces se tardará más tiempo en recoger los excrementos", añadió Osuna.

    "Por eso los vecinos estamos pidiendo que se recoja más rápido -continuó el líder vecinal-, porque si hace poco que han pasado (los técnicos de limpieza) y el caballo hace caca, pues ahí te la encuentras".

    Por otra parte, la Asociación de Vecinos duda incluso de la efectividad de la medida, que fue tomada por el Ayuntamiento de Madrid "a petición de los ciudadanos" con el objetivo de reducir los problemas de menudeo de droga y pequeños delitos, según recordaron a Europa Press fuentes municipales.

    "Por esas razones, el Gobierno local decidió hace ya tiempo introducir la presencia de perros y caballos, que se suman a los policías que ya patrullaban el barrio anteriormente", subrayaron las mismas fuentes.

    Sin embargo, Osuna opinó que "esta medida no soluciona el problema". "Quien lo haría serían más agentes a pie, en moto o en coche. Los caballos traen algo de seguridad, porque imponen, pero no son eficaces", añadió, y matizó que, además, "los agentes deberían moverse, no permanecer quietos en un mismo lugar".

    En cualquier caso, el Ayuntamiento aseguró que las patrullas montadas "seguirán en Lavapiés de manera indefinida".