25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 17 de octubre de 2010

    Leganés-UGT pide a Delegación de Gobierno medidas de seguridad extraordinarias para una empresa ante posibles altercados

    Advierte de que uno de los administradores en conflicto con otro se personará en las instalaciones presumiblemente con un servicio de seguridad privada

    LEGANÉS, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de la Unión Comarcal Sur de UGT en Madrid, Juan Carlos Ramírez, ha informado a Europa Press de que el sindicato ha solicitado a la delegación del Gobierno en Madrid y a la concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Leganés "medidas extraordinarias de seguridad" para mañana en la empresa 'Ynsadiet', ubicada en el polígono industrial 'Nuestra Señora de Butarque', ante la posibilidad de altercados que podría producir la personación en las instalaciones de uno los administradores de la compañía --en conflicto con un segundo dueño-- acompañado de un servicio de seguridad privada.

    Según el responsable de UGT en la zona Sur, el sindicato ha transmitido a la Delegación de Gobierno la "necesidad" de que refuerce la presencia policial con el objetivo de que quede garantizada la "seguridad de los trabajadores", ya que --según ha advertido-- el servicio de seguridad y escolta privada de este administrador ha llegado a agredir a alguno de los 1.200 empleados de la factoría.

    "Lo que hay que intentar -ha remarcado- es evitar esos enfrentamientos y que todo se resuelva por la vía de los juzgados, porque ya no es un problema laboral, sino de seguridad".

    El pasado día 8 se registraron incidentes en la empresa, con al menos dos heridos que interpusieron las correspondientes denuncias, en unos sucesos en los que se personaron varias dotaciones de Policía Nacional y Local.

    De hecho, el secretario general de la Federación Agroalimentaria de UGT Madrid, Alfonso Juguera, informó de que el conflicto que enfrenta a los dueños de la empresa ha derivado, en los últimos meses, en "agresiones" e "insultos".

    El problema, según los responsables de UGT, es que el servicio de 'guardaespaldas' -que no sería profesional- accede desde hace meses al interior de la factoría, con lo que los trabajadores se sienten intimidados. Además, cuando algún trabajador trata de mediar en los 'choques' que se producen entre los dos administradores, se producen las agresiones. La situación está denunciada ante Inspección de Trabajo.

    Para leer más