29 de febrero de 2020
11 de junio de 2018

Madrid se vuelca con la campaña solidaria para donar 98.000 litros de leche a 33.000 menores en exclusión social

Iniciativa que busca garantizar una alimentación saludable

Madrid se vuelca con la campaña solidaria para donar 98.000 litros de leche a 33.000 menores en exclusión social
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 554 puntos de recogida física con multitud de voluntarios colaborando y la previsión de superar los 98.000 litros de leche en la Comunidad de Madrid para beneficiar a casi 33.000 menores en situación de exclusión social en la región son los retos que articulan la campaña 'Ningún niño sin bigote'.

La leche es un alimento básico para favorecer la correcta nutrición de los niños por su alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) apunta que, de media, un vaso diario de doscientos mililitros de leche de vaca proporciona a un menor de cinco años el 21 por ciento de sus necesidades de proteínas y el 8 por ciento de calorías y nutrientes.

Sin embargo, uno de cada tres menores en España está en riesgo de pobreza, siendo el quinto país con la mayor tasa de pobreza infantil, según datos de Eurostat. Por ello y para resolver este déficit, la campaña quiere garantizar que menores en riesgo de exclusión tengan acceso a una alimentación saludable.

La iniciativa, promovida por Obra Social 'La Caixa' en favor del Banco de Alimentos, arrancó el pasado día 4 de junio con la recogida física de leche, que se prolongará hasta el día 15, para obtener este alimento indispensable para la nutrición de los menores.

Aparte de esta recogida física, que se celebra por cuarto año consecutivo, en paralelo se desarrollan donaciones online con la posibilidad de hacer aportaciones dinerarias que permitan comprar leche y distribuirla a lo largo del año.

EN VALLECAS DISTRIBUYEN 600 LITROS AL MES

Desde la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) explican a Europa Press que en toda España hay un total de 2.800 oficinas donde se instalan los puntos de recogida y que, en el caso específico de Madrid, se mantienen 552 que permiten recoger aproximadamente 98.000 litros de leche.

Uno de los puntos destacados de recogida es la Parroquia San Juan de Dios de Vallecas, una de las entidades sociales que consigue dar de merendar a niños en riesgo de exclusión social. Este centro llega a repartir hasta 600 litros de leche al mes. La cercanía con la zona de Cañada Real explica la demanda de este alimento que recibe la parroquia.

En el conjunto del país se llegó a alcanzar el año pasado la cantidad de 1,2 millones de litros. Para favorecer la campaña, la Obra Social 'la Caixa' contribuye al inicio de la campaña con un total de 200.000 litros.

A nivel nacional, los bancos de alimentos ayudan con su donación de alimentos a 1,5 millones de personas, de los cuales 220.000 son menores, para cubrir necesidades alimentarias básicas. En Madrid, la cifra de beneficiarios es de 156.000 personas, de ellos 10.000 son lactantes y 22.500 menores entre 2 y 8 años.

En FESBAl detallan que la mayoría de las personas que acuden a los bancos de la crisis son personas que han quedado "descolgada" de la crisis económica, que han agotado sus ingresos por desempleos y a los que los subsidios que reciben no les alcanza para sus necesidades básicas.

El perfil es heterogéneo (familias desahuciadas, jubilados con pensiones bajas, familias monoparentales...) y la mayoría de los beneficiarios por el Banco de Alimentos son españoles (casi un 80%).

AYUDA A INMIGRANTES

El colectivo inmigrante en situación de exclusión social también se beneficia de esta iniciativa como en el caso de los proyectos que despliega la Asociación Comisión Católica España Migraciones (ACCEM).

Desde este colectivo, Eitel-Olivier Hiag explica que este alimento va directamente al proyecto de intervención sociocomunitaria de familias inmigrantes, muchas de ellas desahuciadas que no tienen recursos para asumir una hipoteca o un alquiler e incluso con casos de miembros que han pernoctado en la calle.

Tras una primera intervención del Samur Social, estas personas son derivadas a ACCEM que tiene dos centros de acogida con capacidad para 52 familias y 208 personas. A lo largo del año pasado llegó a atender a 157 familias y 513 personas.

Las situaciones son diversas, con familias monoparentales con hasta tres o cuatro hijos o casos de familias mixtas (solo uno de los padres es inmigrante) que carecen de recursos, padecen desempleos, no tienen vivienda o mujeres que han sufrido violencia de género.

"Tienen muchas limitaciones", añade Eitel-Olivier Hiag para recalcar que siempre están en contacto con los servicios sociales para que los menores puedan tener sus necesidades educativas cubiertas y ayudar a las familias a dominar el castellano, a que puedan encontrar un empleo e incluso, en el caso de inmigrantes irregulares, puedan regularizar su situación.

COLABORACIÓN DE OFICINAS, COLEGIOS, EMPRESAS Y GUARDIA CIVIL

Por otro lado, Araceli Gutiérrez de Fundación Bancaria 'la Caixa' y Alejandra Moyano de Caixabank explican que durante este periodo diversas oficinas de la entidad financiera han instalado puntos de recogida física de leche, como en el caso de la ubicada en la glorieta de Quevedo, en la que se vuelcan los 1.000 voluntarios de su red.

A su vez, la Obra Social "la Caixa" habilita hasta el 13 de julio donaciones económicas en canales electrónicos como la Línea Abierta, CaixaMóvil o el envío de SMS con la palabra 'LECHE' al 28024. Además, también se puede realizar una aportación en 'www.granrecogidadeleche.es'.

En este sentido, hay instalados en oficinas un totem que permite realizar una aportación mediante la tarjeta de crédito en el que pueden aportar 4, 8 y 12 euros. Estas aportaciones garantizan la cobertura de leche durante dos, cuatro y hasta seis meses. Según relata una de las voluntarias que participa en esta campaña, la solidaridad cada vez es más extendida entre los clientes.

Aparte, supermercados instalarán también sus puntos de recogida y otras entidades también colaboran en la campaña 'Ningún niño sin bigote', como la Guardia Civil y la empresa láctea Puleva.

A su vez, un total de cinco colegios colaboran con esta campaña de recogida física de leche para menores con exclusión social como el caso del Liceo Europeo y el Colegio María Redentora (que también trabaja con niños con síndrome de down). En el caso del Liceo Europeo, los alumnos han instalado un mural en el centro que se marca como objetivo alcanzar los 1.000 litros y ya han logrado reunir 400.

Aparte, la ilustradora Lyona ha colaborado con esta capaña mediante un cuento infantil que explica cómo afecta la falta de leche a los niños y cómo a través de la solidaridad se puede llenar esa carencia.