20 de mayo de 2019
5 de agosto de 2010

Más de 12.000 personas han utilizado la bolsa de empleo de FAMMA desde enero de 2007 a junio de 2010

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, FAMMA Cocemfe Madrid, ha gestionado su Bolsa de Trabajo, para la mejora de la empleabilidad y formación profesional de las personas con discapacidad, por la que han pasado 12.276 usuarios desde enero de 2007 y hasta junio de 2010.

Con esta Bolsa, la Federación explica que no sólo ha actuado como agente de intermediación laboral, promotor de cursos de formación y prospector de empleo en empresas, sino que también se han emprendido acciones en el ámbito de la información y asesoramiento con el objetivo de promocionar las iniciativas que facilitan la incorporación del colectivo de personas con discapacidad al mercado laboral.

Así, se han asesorado a entidades, firmado convenios de colaboración con empresas y organizaciones para la adaptación de puestos de trabajo y se ha orientado sobre el cumplimiento de la cuota de reserva de contratación del 2% de trabajadores con discapacidad en empresas ordinarias con más de 50 trabajadores.

El presidente de FAMMA, Javier Font, ha indicado que "el trabajo es uno de los recursos que más aprecia" el colectivo "porque es el primer ingrediente para conseguir la independencia, la autonomía, la integración social y la normalización" de las vidas de las personas con discapacidades.

"Invertir en trabajo para personas con discapacidad es la manera más inteligente de gastar el dinero público porque transmuta a una persona a la que se ayuda por una persona que puede ayudar, tanto a la Seguridad Social, a la Hacienda Pública, a la Administración y a la sociedad en todo su conjunto", ha añadido.

El departamento de Formación y Empleo trabaja en torno a diversos ámbitos de actuación: actividades de Información y Orientación laboral, actividades en el ámbito de la Formación y actividades relacionadas con la Inserción sociolaboral.

Las actividades formativas están dirigidas a personas desempleadas para facilitar su inserción laboral. Se trata de proporcionar a estas personas la cualificación profesional necesaria tanto teórica como práctica para el desempeño de una ocupación concreta, siempre teniendo en cuenta las demandas del mercado de trabajo.

"Nuestro colectivo, en la actualidad, tiene poco que ver con lo que era hace años, en que el horizonte máximo al que podía aspirar una persona con discapacidad era a la caridad o a la beneficencia", ha apuntado Font, al tiempo que ha señalado que a día de hoy se ha "superado con mucho ese nivel de precariedad" aunque aún "queda mucho por luchar".

En este punto, ha manifestado que tienen que normalizar la presencia del colectivo en la Universidad, mejorar la formación y "aspirar a formar parte de las empresas desde el ámbito de pertenencia y creación de las mismas para generar riqueza y bienestar social".