17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 1 de noviembre de 2009

    Más de un millón de madrileños visitarán estos días los cementerios madrileños

    En la capital murieron el año pasado 27.180 personas, de las que un 33% fueron incineradas, algo más del 1% que el año precedente

    MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Más de un millón de personas visitarán estos días los 22 cementerios madrileños para recordar a sus seres queridos con motivo del Día de Todos los Santos y el Día de Todos los Difuntos, que se celebran, respectivamente, hoy y mañana.

    El director de Servicios de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios (EMSF), Gabino Abádanes, explicó a Europa Press que sólo los 13 cementerios de titularidad municipal prevén solamente hoy la visita de un millón de personas, que incluso podrá aumentar si las condiciones meteorológicas favorables se mantienen.

    Abádanes indicó que la asistencia a los cementerios ya ha sido masiva el viernes y ayer, cifra que aumentará hoy Día de Todos los Santos, con una máxima concentración entre las 10.30 y las 13 horas, aunque los cementerios que detenta la Funeraria Municipal estarán abiertos desde las 8.00 a las 19.00 horas. Ante los posibles atascos a las entradas que se prevén, la EMSF recomienda utilizar los autobuses municipales, que han reforzado su servicio.

    Asimismo, señaló que también se han duplicado las visitas durante el pasado fin de semana y se prevé que aumenten considerablemente durante toda la primera semana de noviembre con objeto de evitar las aglomeraciones propias hoy y mañana, Día de Todos los Difuntos, que además coincide este año con un fin de semana sin puente festivo en Madrid.

    Los cementerios más poblados estos días serán, como de costumbre, el de La Almudena, que cuenta con 120 hectáreas, y en el que se esperan medio millón de visitas. El histórico camposanto de La Almudena tiene 125 años, 280.000 unidades de enterramiento y bajo sus nichos descansan más de 4 millones de almas. A más distancia se sitúa el Tanatorio Sur de Carabanchel, con 87 hectáreas. A gran distancia se sitúa el de Fuencarral, con 10 hectáreas de suelo dedicado a los nichos.

    AUMENTO PAULATINO DE LAS CREMACIONES

    Por otra parte, el director de Servicios de la EMSF aseguró que cada año se detecta un aumento paulatino del número de cremaciones. Así, en 2007 subieron un 1 por ciento, hasta situarse en algo más de 8.500 respecto al año precedente, mientras que en 2008 subió otro punto y este año se espera que aumente un punto y medio porcentual.

    En este sentido, el total del número de fallecidos en Madrid capital se situó el año pasado en 27.180, una tendencia similar de defunciones que las registradas el año pasado. De ellas, el 33 por ciento acabaron en cremaciones (8.973) y el resto en inhumaciones. Además, del total, 4.500 perecidos en Madrid fueron enterrados o incinerados fuera de la capital, mientras que una cifra similar llegaron a Madrid procedentes de otras localidades.

    "Aunque el primer horno crematorio de la Funeraria se inauguró en marzo de 1975, fue a partir de 1985 cuando comenzó el auge de este tipo de servicios fúnebres. Esperamos que suba hasta el 34,5 por ciento", señaló Abádanes, que indicó que en otras ciudades como Valencia o Sevilla estas estadísticas ya llegan al 40 por ciento, mientras que la media nacional también ha subido estos últimos años hasta alcanzar el 21 por ciento.

    De las incineraciones, un 52 por ciento de las cenizas de las personas fenecidas pasaron a manos de la familia, un 40 por ciento acabaron en nichos y columbarios de cementerios y el resto fueron custodiados por los camposantos.