20 de noviembre de 2019
26 de junio de 2019

La mayoría de empresas familiares de Madrid vaticinan unas expectativas económicas más moderadas para 2019

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de los empresarios familiares de Madrid, el 57,6 por ciento cree que 2019 han vaticinado unas expectativas económicas en el sector más moderadas, si bien bajan hasta el 24,2 por ciento los que consideran que será mejor, según se desprende de la Encuesta de Percepción Económica que anualmente realiza la Asociación de la Empresa Familiar de Madrid (Adefam).

A pesar de ello, aún son más lo que creen que aumentarán este año su cifra de ventas (60,6%), frente al 76 por ciento que lo pensaba el pasado ejercicio. La "cautela" que muestran las empresas familiares de la región respecto al ciclo económico también se manifiesta en las perspectivas de creación de empleo ya que sólo tres de cada diez asegura que aumentará la plantilla este año, mientras que hace doce meses eran seis de cada diez los que se decantaban por esta opción. No obstante, cinco de cada diez aseguran que lo mantendrán.

La encuesta de este año ha contado con las respuestas de 200 participantes, entre empresarios y directivos de empresas familiares asistentes a la reunión anual de la Asociación Adefam.

A la hora de señalar cuáles son las principales dificultades a las que se enfrentan sus negocios para seguir creciendo, los empresarios familiares señalan en primer lugar los costes laborales altos y la rigidez de los sistemas de contratación y despido.

Ambos aspectos recaban conjuntamente cerca del 54 por ciento de las respuestas. También, resulta además que el 90,9 por ciento declara que destina más del 10 por ciento del tiempo de la empresa a cumplir con la burocracia de la Administración Pública. Incluso, un 51,5 por ciento asegura que dedica a esta tarea más del 20 por ciento del tiempo total de actividad.

En cuanto a los principales retos que afrontan las empresas familiares, destacan en primer lugar "ganar tamaño empresarial" (36,4%), seguido de la "internacionalización" (18,2%) y el "relevo generacional" (15,2%). A más distancia citan otros factores, como la captación y retención del "talento", la "innovación" o la "generación de actividad".

La encuesta de 2019 también detecta unas perspectivas ligeramente más bajas para la inversión en España y a que el 69,7 por ciento expresa su intención de incrementarla, mientras que hace un año era un 77 por ciento el que se expresaba en esta dirección.

Asimismo, los empresarios familiares han señalado que las principales reformas que necesita España para intensificar el crecimiento económico son el recorte de las Administraciones Públicas y el aumento de su eficiencia (el 99,9% lo consideran necesario o muy necesario); la mejora del sistema educativo; la reforma de la fiscalidad empresarial, los incentivos a la innovación; la reducción de las cotizaciones sociales de las empresas y la reforma del sistema energético para reducir el coste de la energía (91%).

En cuanto a las principales preocupaciones que se opondrían "a la estabilidad y al crecimiento económico", los empresarios familiares señalan en primer lugar la "capacidad de la clase política" (46,4%); el actual nivel de paro (28, 6%) y la corrupción (14,3%), el ascenso del proteccionismo comercial (7,1%) y la situación en Cataluña (3,6%).

Los empresarios familiares de Madrid han indicado en la encuesta que los valores con los que más se identifican sus negocios son la calidad (tres de cada diez se decantan por esta opción); el compromiso (24,2%) y el esfuerzo (21,2%).

Finalmente, consideran que gozan de "mejor imagen social que las empresas en general", aunque siempre en términos "moderados". El 30,3 por ciento considera que la imagen del empresario familiar es buena, frente al 15,2 por ciento que piensa lo mismo del empresario en general. Para el 57,6 por ciento, los empresarios familiares tendrían una imagen regular, frente a un 42,4 por ciento que opina lo mismo de las empresas de modo genérico.