8 de marzo de 2021
21 de junio de 2014

Sólo 820 porteros se examinan para renovar su carnet

Sólo 820 porteros se examinan para renovar su carnet
EUROPA PRESS

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un total de 820 personas se han presentado esta tarde al examen para renovar el carnet de controlador de acceso, lo que supone menos de la mitad de los que se presentaron al primer examen celebrado en abril de 2009, según ha informado a Europa Press uno de los examinados.

   La prueba estaba prevista para las 16.00 horas de este sábado, si bien ha comenzado una hora más tarde por la demora en llamar uno por uno a los concurrentes al examen. Así, los 820 examinados se han dividido entre las aulas 17, 18 y el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.

   Para obtener la renovación del carnet es necesario superar un test de conocimiento consistente en un cuestionario de 25 preguntas sobre el temario propuesto, y un test psicológico de en torno a 150 preguntas, según han informado las mismas fuentes. La tasa por derechos de examen es de 102,1 euros.

   La prueba ha resultado "más fácil que la vez anterior", con unas preguntas en el cuestionario "muy normalitas", por lo que los examinados han salido "contentos" de la misma. Finalmente, sólo se ha incorporado una sencilla pregunta sobre primeros auxilios, uno de los temas que más polémica ha causado al entenderse que asumían funciones propias de los servicios sanitarios.

   El portavoz de la asociación de empresarios del ocio nocturno 'Noche Madrid', Vicente Pizcueta, ha manifestado a Europa Press que se han confirmado sus "peores expectativas" por la baja asistencia. "La Dirección General quería que se presentaran los que hicieron los dos primeros exámenes, y de ser así se habrían tenido que presentar casi 3.000 trabajadores", ha apuntado.

   "Los que hicieron el segundo examen no eran ni conscientes de que tenían que presentarse porque no se habían cumplido los años de caducidad de su carnet", ha insistido Pizcueta, quien ha criticado que se pretenda que "el Boletín de la Comunidad sea el mecanismo para dar a conocer la necesaria renovación".

   Por ello, los empresarios de ocio nocturno solicitan una nueva convocatoria, "a la mayor brevedad posible", al considerar que buena parte de los trabajadores que precisan el carnet para desarrollar su labor no se han enterado de la fecha del examen. "Además, no sabemos cuándo queda sin efecto el carnet de esas personas que no se han podido presentar al examen", ha apuntado Pizcueta.

CINCO AÑOS DE CARNET

   Los carnés de controladores de acceso de la Comunidad de Madrid cumplieron en abril cinco años, por lo que lo que la primera hornada de porteros certificados han tenido que renovar dicho distintivo este sábado.

   Se han podido presentar las personas que cuenten con un certificado vigente para el ejercicio de la actividad de control de acceso a espectáculos y actividades recreativas. Además, deben tener nacionalidad española o de algún país de la Unión Europea, o estar en posesión del permiso de residencia o trabajo y carecer de antecedentes penales.

   Los temas del programa para el examen son seis. Los aspirantes deben conocer sobre los derechos y deberes fundamentales de la Constitución Española, así como nociones básicas de los delitos contra las personas, contra la libertad y la seguridad, omisión del deber de socorro, delitos contra funcionarios públicos y salud pública.

   También deben tener nociones sobre tenencia de armas, derecho de admisión y reclamaciones, normativa vigente sobre horarios de establecimientos públicos, limitaciones a la oferta de bebidas alcohólicas, tabacos y protección de menores y nociones básicas sobre el decreto sobre Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos de la Comunidad, así como primeros auxilios.

   Las certificaciones que pierdan su vigencia durante la celebración del proceso de celebración y calificación de las pruebas se entenderán automáticamente prorrogadas hasta la conclusión del referido proceso cuando los titulares hayan instado la renovación.

UNA OBLIGACIÓN MARCADA POR UN CRIMEN

   La Asamblea de Madrid empezó a debatir sobre la posibilidad de que los porteros contarán con algún tipo de acreditación para ejercer su profesión a raíz de la muerte del joven de 18 años Álvaro Ussía en noviembre de 2008 a las puertas de la discoteca el Balcón de Rosales. En 2011 la Justicia condenó por homicidio a un portero y por complicidad a otros dos.

   Tras esta muerte, diversos sindicatos, la asociación de porteros profesionales, el Movimiento contra la Intolerancia y el Defensor del Menor de Comunidad de Madrid, entre otras instituciones, solicitaron a las administraciones que regulasen la profesión de portero de discoteca. El Gobierno regional no tardó en reaccionar y anunció la regulación de los sistemas de seguridad y control de acceso en los locales de ocio.

   Los ánimos se encresparon aún más tras el tiroteo de la madrugada de 12 de enero de 2009 en la discoteca Heaven Palace, en la que murió su portero y un joven que trabajaba como relaciones públicas.

   Estos acontecimientos y la reacción ciudadana aceleró la convocatoria del examen de acreditación de porteros, tras aprobar la Comunidad de Madrid a finales de 2008 el decreto que regulaba la actividad.

   Así, se celebró la primera prueba el 14 de marzo y el 5 de abril de 2009 entró en vigor la orden que obligaba a las discotecas de la región a que sus porteros estuvieran acreditados. Desde entonces, se han celebrado cinco exámenes para obtener la certificación.