5 de agosto de 2020
4 de julio de 2020

La mitad del parque de alquiler de Madrid supera los 848 euros mensuales y solo el 25% cuesta menos de 600

  • La mitad del parque de alquiler de Madrid supera los 848 euros mensuales y solo el 25% cuesta menos de 600
Evolución del precio mediano del aquiler en viviendas de vecinos en MadridEPDATA

Madrid, una de las zonas "tensionadas" en alquiler identificadas en el nuevo índice de precios estatal

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

La mitad del parque de alquiler de la capital cuesta más de 848 euros al mes y solo un cuarto se sitúa por debajo de los 600 euros mensuales, según el Sistema Estatal de Índices de precios de Alquiler de Vivienda publicado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Estos datos corresponden a 2018, último año del que se dispone de información declarada a efectos tributarios sobre arrendamientos de vivienda habitual, base de este informe que recupera datos desde 2015. En el mismo, el Gobierno central ha identificado a la región como una de las zonas "tensionadas", junto a otras como Barcelona o los archipiélagos canario y balear.

Así, este informe, que tiene como objetivo la "transparencia y conocimiento de la evolución del mercado de alquiler" y servir de referencia para políticas públicas que incrementen la oferta de vivienda asequible, se centra en el alquiler de vivienda habitual y descarta los arrendamientos a parientes o familiares (que podrían distorsionar los resultados al no corresponderse en muchas ocasiones con la realidad del mercado).

Del texto se desprende que el coste medio en la capital se situaba en 2018 en los 848 euros mensuales para viviendas colectivas, cifra que se elevaba hasta los 1.493 euros en las unifamiiliares o rurales; precios que han aumentado desde 2015, cuando el arrendamiento promedio del primer tipo se situaba en los 750 euros (una alza del 11,8%).

La capital se encaja así por encima de la media regional, de 780 euros mensuales, y lejos de cotas mucho más elevadas, como la de Pozuelo de Alarcón --1.200 euros mensuales--, y por encima de otras ciudades de la región como Fuenlabrada, Getafe y Leganés --las tres alrededor de los 600 euros--.

LA MITAD DE LAS CASAS EN ALQUILER MIDEN MENOS DE 66 M2

El índice también pone el foco en el tamaño de estas viviendas del alquiler y arroja que la mitad del parque de arrendamiento de la capital se encuentra por debajo de los 66 metros cuadrados y que solo un cuarto del mismo supera los 85; cifras que sí que se han mantenido estables desde 2015, mientras que el precio ha aumentado.

Asimismo, entre 2015 y 2018 (con Manuela Carmena como alcaldesa de la capital) el parque de alquiler aumentó y pasó de 172.275 a 219.858 viviendas --entre colectivas y unifamiliares--, lo que implica un crecimiento del 21,6 por ciento; un aumento de la oferta que no frenó el crecimiento de los precios.

El consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, responsabilizó en octubre del año pasado, unos meses después de alcanzar el cargo, a Carmena del alza del precio de la vivienda en la capital por "paralizar los desarrollos urbanísticos". "Si no hay una oferta suficiente de vivienda lo que se produce es un encarecimiento de los precios , por eso tenemos que criticar lo que ha ocurrido en el Ayuntamiento de Madrid en los últimos cuatro años", criticaba el consejero durante una visita a la feria inmobiliaria Sima Otoño.

La principal apuesta de la Comunidad de Madrid para atajar el alza de los alquileres y las dificultades de acceso de algunos colectivos a la vivienda --como los jóvenes o grupos en riesgo de exclusión social-- es, además de la promoción de Madrid Nuevo Norte, el Plan Vive, con el que se prevé construir en esta legislatura 15.000 viviendas en la región con un alquiler por debajo del precio de mercado enfocadas a estos colectivos con difícil acceso a este derecho constitucional.

De hecho la construcción y la promoción inmobiliaria han ganado más peso en el Madrid 'poscovid', en el que la presidenta del Ejecutivo autonómico, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado este sector como uno de los "motores" con los que contará la región para la "reconstrucción" tras la pandemia; una puesta por la que han desarrollado un Pacto Regional por la Vivienda que persigue "reinventar" el sector a través de la flexibilización, el apoyo a las cooperativas, la colaboración público-privada y la seguridad jurídica como algunos de sus principales ejes.

NO AL TOPE A LOS ALQUILERES

La Comunidad de Madrid también se ha opuesto a una de las propuestas del Gobierno central en materia de vivienda, en la que se enmarcaría el índice de precios, para permitir 'topar' el alquiler y establecer costes máximos, algo que el consejero rechaza por "desincentivar la oferta, generar fraude y una peor conservación del parque residencial", desventajas que ejemplifica con Berlín o París. La apuesta por el aumento de la oferta para frenar el alza de los alquileres podría combinarse, según explicó Pérez a Europa Press, con "incentivos fiscales" para arrendadores que se enfoquen a colectivos vulnerables o con dificultades para acceder a vivienda.

Uno de estos grupos sociales sería el de los jóvenes, en los que las dificultades para acceder a una vivienda por los altos precios dificulta la posibilidad de arrancar un proyecto vital propio. Así lo señalaba en enero de este año el Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid (CJCM), en cuyo 'Observatorio de la emancipación' alertaban de que una persona joven en la región tendría que destinar el 110 por ciento de su salario para poder alquiler una vivienda en solitario, cifra que baja hasta el 39,5 en viviendas compartidas, aunque aún está "por encima del 30 por ciento recomendado".

Para leer más