19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 9 de diciembre de 2014

    Una mujer reconoce que mató a su hermano por miedo insuperable ante las amenazas de muerte hacia sus hijos

    MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Asunción G. M., acusada de un delito de asesinato, ha reconocido este martes en el juicio que disparó a su hermano mientras dormía por miedo insuperable ante las continuas amenazas de muerte hacia sus hijos, un crimen que confesó un día después.

    La mujer se ha sentado en el banquillo de los acusados por un delito de asesinato y otro de tenencia y porte de armas. El fiscal solicitaba en un primer momento una pena de ocho años y un día de prisión.

    En el juicio, el abogado defensor ha llegado a un acuerdo de conformidad con el representante de la Fiscalía de Madrid y con el letrado de la acusación particular después de que la procesada admitiera los hechos que se le imputan.

    De este modo, se ha acordado una rebaja de ocho a cinco años de prisión al aplicarle una eximente por confesión y miedo insuperable. Además, se ha ha aplicado una agravante de parentesco.

    HECHOS JUZGADOS

    Según la Fiscalía, la acusada acudió a la vivienda de su hermano en la tarde del 11 de diciembre de 2013 pertrechada con una pistola semiautomática modelo CZ-83, calibre 7,65, con la numeración borrada. No tenía licencia de uso.

    La procesada aprovechó para perpetrar la agresión mortal que su víctima se encontraba descansando en su cama y sin posibilidad de defenderse.

    Al día siguiente, la acusada se personó voluntariamente en las dependencias policiales de la Comisaría de Usera-Villaverde, donde confesó el asesinato. También indicó cómo había comprado la pistola en el mercado negro y dónde la había escondido, hasta cuyo lugar se desplazó con los agentes policiales y dieron con ella.

    El fallecido, según relató la detenida, había amenazado reiteradamente a Asunción con matarla a ella y a sus nietas. La acusada se encuentra en prisión provisional comunicada y sin fianza por estos hechos desde el mismo día de su confesión.