26 de febrero de 2021
20 de enero de 2021

La nieve en el patio evita una desgracia en el colegio La Salle La Paloma

La nieve en el patio evita una desgracia en el colegio La Salle La Paloma
Momentos posteriores a una fuerte explosión registrada la calle Toledo que ha hundido tres plantas de un edificio, en Madrid, (España), a 20 de enero de 2021. La explosión se ha producido minutos antes de las tres de la tarde y como consecuencia hay un ed - EUROPA PRESS

Se baraja que se debió a un problema de la caldera del inmueble que en ese momento estaba siendo revisado

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

Todos los alumnos y el personal del Colegio La Salle La Paloma, ubicado junto al edificio de la calle Toledo, número 98, donde este miércoles se ha producido una fuerte explosión por un escape de gas, se encuentran "ilesos", según el colegio.

Así lo ha confirmado el colegio a las familias de los escolares a través de un comunicado difundido por las redes sociales, después de que se conociera la noticia de la explosión que ha afectado a una vivienda sacerdotal perteneciente a la Parroquia de la Virgen de la Paloma.

"Os queremos comunicar en relación a la noticia de la explosión de la residencia de ancianos de la calle Toledo, que afortunadamente, estamos todos ilesos. Todos los niños y personal del colegio se encuentran bien", señala.

La nieve que cubre todavía el patio del colegio La Salle La Paloma de la calle Toledo, colindante al edificio que ha registrado estar tarde una fuerte explosión, ha evitado una desgracia dado que un día normal los alumnos estarían en el recreo.

Parte de los escombros del edificio afectado por la deflagración han caído al patio de este colegio, vacío debido a la nieve aún sin derretir que dejo la borrasca Filomena. Tras la explosión, los alumnos han sido evacuados.

La explosión ha destruido tres de las cinco plantas del edificio propiedad del Arzobispado y que es una residencia sacerdotal en la que viven varios sacerdotes.

Las primeras hipótesis apuntan que la explosión se ha producido "de dentro hacia afuera". Y se baraja que se debió a un problema de la caldera del inmueble que en ese momento estaba siendo revisado y explotó. Luego, como consecuencia del gas almacenado se produjo una segunda deflagración, la más importante.

De hecho, uno de los dos afectados por el suceso podría ser un joven electricista. Además, todavía se está buscando a una persona, concretamente a un sacerdote que vivía en ese complejo parroquial, según trasladan fuentes de la investigación.

Para leer más