2 de julio de 2020
16 de enero de 2020

El nuevo director del Festival de Otoño defiende que el teatro "no sea siempre en los mismos sitios y para los mismos"

El nuevo director del Festival de Otoño defiende que el teatro "no sea siempre en los mismos sitios y para los mismos"
COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El nuevo director del Festival de Otoño, Alberto Conejero, ha defendido este jueves en su presentación que el teatro "no sea siempre en los mismos sitios y para los mismos", al tiempo que ha apostado por la "descentralización" de la programación y por una "política de entradas que vele por el acceso de aquellos con menor poder adquisitivo".

"He aceptado este cargo porque mi voluntad es la de servicio a la ciudadanía, no me mueve otra ambición", ha asegurado Conejero, dramaturgo y director de escena nacido en Vilches en 1978, pero que, tal y como ha señalado, ha crecido y se ha formado en Madrid, donde ha desarrollado el grueso de su actividad artística.

"Crecí en un barrio de esta Comunidad, en Villaverde Bajo, de gente humilde, obrera, migrante, con grandes dificultades de acceso a la cultura. Gracias a la educación pública y a aquellos que luchaban por abrirnos las puertas de los teatros, de las bibliotecas y de las aulas pude convertir mi vocación de dramaturgo en oficio. Ojalá pueda yo servir dignamente ahora a la tripulación de hombres y mujeres que ha luchado y lucha por entregar a la ciudadanía más cultura, más teatro, más danza, más poesía, que siempre es más vida, más dignidad y más horizonte", ha manifestado.

En cuanto a su propuesta para el festival, ha avanzado que se basa en "una programación diversa, en primera línea del ahora, que se abra a múltiples espacios, a los municipios, a los barrios de la Comunidad de Madrid, para que el teatro no sea siempre en los mismos sitios y para los mismos, un festival diverso, feminista, inclusivo y accesible, con una política de entradas que vele por el acceso de aquellos con menor poder adquisitivo".

"Un festival que además preste especial atención a Iberoamérica, por los hondos y complejos vínculos que nos ligan con esa región. Un festival, en fin, que en su sentido más hondo no olvide su condición de fiesta, de excepción, de celebración de las artes vivas. Desde hoy, mi compromiso es trabajar con pasión, con alegría, para que así sea", ha agregado.

La consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, ha presentado a Conejero como "pieza fundamental" de "un proyecto mucho más ambicioso", con el objetivo de convertir el otoño en "el gran momento de las artes escénicas de la Comunidad de Madrid".

SURGE MADRID PASA A DENOMINARSE SURGE MADRID EN OTOÑO

Para ello, el Festival de Otoño va a ir de la mano de otra "importantísima cita cultural de la Comunidad", la muestra escénica Surge Madrid, que "va a marcar el inicio de este gran otoño de las artes escénicas", trasladando sus fechas de celebración del 15 de octubre al 15 de noviembre, y que "pasará a denominarse Surge Madrid en Otoño".

Al frente de Surge Madrid en Otoño continuarán, como en ediciones anteriores, los comisarios Alberto García y Natalia Ortega, ha precisado Rivera de la Cruz.

Así, de cara a la 38ª edición del Festival de Otoño, la consejera ha asegurado que "será un festival muchísimo más descentralizado, que arrancará primero en diferentes municipios de la región" y "tendrá su colofón en los Teatros del Canal, que será el buque insignia de este Festival de Otoño y escenario de los espectáculos más ambiciosos".

Igualmente, ha reivindicado el "carácter festivo" de un festival de estas características y que sea "para la ciudadanía, que se viva en las calles y que no esté solamente encerrado en los teatros sino que salga a otros espacios y que salga sobre todo a espacios públicos".

"Queremos que las calles y los municipios de la Comunidad acusen presencia de este nuevo Festival de Otoño", ha agregado Rivera, quien también ha mostrado su deseo de atraer nuevos públicos, con gente "de todas las edades".

De Conejero ha destacado que "tiene incontables premios", como el Premio Nacional de Literatura Dramática, el Premio Lorca y el Premio Max, entre otros, y que "su currículum, a pesar de su juventud, es muy extenso", habiendo colaborado con el Teatre Lliure, el Ballet Nacional de España, la Compañía Nacional de Teatro Clásico, entre otros.

TRÁNSITO DE PÚBLICOS

Por su parte, Conejero ha ahondado en el aspecto de la descentralización, al afirmar que el Festival de Otoño se trata de "un festival de la Comunidad de Madrid no solo de la ciudad de Madrid", por lo que "es obedecer a su propio espíritu".

Asimismo, ha dicho que según se avance la programación se estudiarán todos los espacios disponibles, teatrales o no, "buscando una distribución lo más ecuánime y diversa de las actividades". "También habrá teatros en Madrid donde suceda el festival", ha agregado.

En particular, el nuevo director del Festival de Otoño ha apostado por el "tránsito de público, es decir, que los públicos se muevan por todo el territorio de la Comunidad de Madrid".

Así, ha defendido una "política de territorio" que fomente la "cohesión cultural" con la que el teatro llegue a donde no se le espera, al tiempo que ha afirmado que se trata de "un gesto poético y político que alguien que vive en el centro de Madrid se desplace a Getafe para ver un espectáculo".

En cuanto al presupuesto del festival, la consejera ha señalado que asciende a 1,1 millones de euros, a los que ha añadido los 400.00 euros de Surge Madrid, y ha dicho que aparte de ver cómo "sacar un poco más", también "se puede gastar mejor".