22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 2 de julio de 2014

    La operación Calderón da un giro para que dos rascacielos, ocho bloques y un parque ocupen el estadio y su entorno

    MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La operación Calderón da un giro para que dos rascacielos, ocho bloques y un gran parque junto al río sustituyan al estadio, la antigua fábrica de cerveza Mahou y ocupen su entorno, un plan urbanístico que se aprobará este jueves en la Junta de Gobierno que preside la alcaldesa de Madrid, Ana Botella.

    Así lo avanza este miércoles el diario 'El País', que señala como fecha para este planeamiento el año 2022. Para poder llevarlo a cabo ha sido necesaria una modificación de la Ley del Suelo puesto que impedía levantar edificios de más de tres alturas y ático, como lo confirmó una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que en enero de 2012 tumbó el anterior plan urbanístico diseñado por el Ayuntamiento para esta zona.

    El cambio introducido en abril de 2013 por la Comunidad "desbloquea el ámbito y da luz verde a la mudanza del Atlético de Madrid", como expone el periódico, que también señala que el Ayuntamiento cuenta con que las obras --que pagará íntegramente Fomento de Construcciones y Contratas (FCC)-- se realicen en tres fases.

    Comenzarán en 2015 y estarán concluidas en 2022 o 2023. Se iniciarán en el área más apartada del río, que ya está completamente urbanizada, para que FCC pueda ir comercializando los bloques a medida que se concluyan y aliviar de este modo el coste de esta obra y de La Peineta.

    Un total de 48.054 metros cuadrados serán ocupados por edificios, ya sean para pisos o para comercios, mientras que los 156.164 restantes se dedicarán a zona verde y dotaciones públicas. El ámbito se dividirá en cuatro manzanas. La primera servirá para ampliar en 10.830 metros cuadrados el colegio público Tomás Bretón.

    Esta reforma urbanística, como señala 'El País', prevé además enterrar la M-30 entre la calle del Marmol y el nuevo parque de Arganzuela, una vez se tire abajo el estadio de fútbol. A eso se suma que el proyecto prevé crear dos nuevos bulevares ajardinados que bajen desde la Puerta de Toledo y un paseo que discurra hacia la glorieta de Pirámides. A añadir que el plan diseñado por el Ayuntamiento prevé crear 37.322 metros cuadrados de nuevas zonas verdes junto a Madrid Río.

    Por otro lado, un 10 por ciento de la superficie edificable se destinará a usos terciarios, pero no se implantará ninguna gran superficie, únicamente pequeño y mediano comercio. Además, está previsto construir un aparcamiento privado con 4.263 plazas.