27 de febrero de 2021
16 de octubre de 2014

La oposición pide reforzar las tareas de salud pública para evitar crisis como la actual

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los portavoces sanitarios de los grupos parlamentarios de PSOE, IU y UPyD en la Asamblea de Madrid han apostado este jueves por reforzar las tareas de salud pública para evitar "crisis" como la que se está viviendo estos días con la llegada del ébola a España.

En el pleno de la Asamblea de Madrid, el diputado socialista José Manuel Freire ha defendido una moción sobre política general en materia de sanidad, que contenía puntos como el apoyo sin condiciones a la protección y promoción de la salud, la petición de restaurar los derechos a la asistencia sanitaria a la población excluida de la atención sanitaria pública, el cuidado del personal sanitario o el "no rotundo a la privatización" de la sanidad.

En el caso de la salud pública, y con la crisis del ébola como telón de fondo, Freire ha afirmado que en abril de 2012, los socialistas plantearon unas medidas de salud pública que de haber sido aceptadas, habrían "ahorrado una parte importante del trago" que se está viviendo con el ébola.

El socialista ha explicado que apuestan por crear un grupo de trabajo para la evaluación de los distintos brotes, alarmas y crisis que se han producido en la Comunidad en los últimos años o por poner en marcha un sistema de alerta rápida en salud pública para detectar sin retraso cuestiones que puedan afectar a la salud de la población, lo que "hubiera ahorrado muchos disgustos".

LAS COMPETENCIAS DE SALUD PÚBLICA, AL MINISTERIO

Por su parte, el portavoz de UPyD en materia sanitaria, Enrique Normand, ha considerado que si el Ministerio de Sanidad tuviera las competencias en salud pública, se habría evitado alguno de los problemas iniciales que se han ocasionado con el ébola. Con esta medida, ha asegurado, también se evitaría "desmantelar" el Hospital Carlos III como centro de enfermedades infecciosas "sin tener alternativa"

Y mientras esta competencia resida en la Comunidad, ha abogado por agrupar todas las competencias de salud pública en una única dirección general, ya que "no tiene sentido" que algunas residan en la Dirección de Atención Primaria y otra en la de Ordenación e Inspección.

También en el lado de la oposición, el parlamentario de IU Rubén Bejarano ha sostenido que "la crisis del ébola" que se está padeciendo ha puesto de manifiesto que fue un "auténtico error" llevar a cabo la transformación del Carlos III en un centro de media y larga estancia como, a su juicio, también lo fue suprimir la Dirección General de Salud Pública.

Por último, Bejarano ha señalado que la "crisis del ébola" ha puesto de manifiesto la necesidad de tener una agencia pública relacionada con la formación de los profesionales sanitarios.

UNA MOCIÓN "INACEPTABLE"

Desde la bancada popular, Eduardo Raboso, que ha tildado de "inaceptable" la moción presentada por Freire, ha rechazado que tenga que haber un "cartel colgado en algún lado que diga 'Dirección General de Salud Pública'".

Raboso ha apuntado que es una "buena idea" que el brazo ejecutor de las políticas de salud pública en la región agrupe todas las funciones. "No tiene sentido un órgano analizador y un brazo ejecutor rigurosamente independiente", ha indicado el parlamentario, quien, no obstante, ha considerado que "las cosas están bien como están".

El portavoz popular ha asegurado que desde 2005 en la Comunidad existe un plan de gestión de riesgos de salud pública y ha señalado que hay también un sistema de alerta rápida.

Por último, ha defendido que las instituciones sanitarias de la Comunidad de Madrid han reaccionado ejemplarmente" en el caso del ébola. "No veo razón en cuestionar el sistema de salud pública porque es eficiente", ha concluido.

Para leer más