13 de noviembre de 2019
18 de octubre de 2019

Pabellones de Casa de Campo no irán al asociacionismo porque ya se está fomentando "en otros espacios"

Murgui lamenta la "concepción reaccionaria" de PP y Cs, que no apoyan al asociacionismo como "parte del precio por el apoyo de la ultraderecha"

Pabellones de Casa de Campo no irán al asociacionismo porque ya se está fomentando "en otros espacios"
Maqueta del Campus del Asociacionismo de MadridAYUNTAMIENTO DE MADRID - ARCHIVO

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los cuatro pabellones de la Casa de Campo hasta ahora sin uso cuya rehabilitación finalizará "en mayo o junio" no se dedicarán al asociacionismo, como estaba inicialmente previsto en el plan de obras firmado e iniciado por el anterior Gobierno, debido a que este objeto ya se está fomentando "en otros espacios", ha contestado la directora general de Participación Ciudadana, Sara Aranda, a una pregunta del concejal de Más Madrid Nacho Murgui en la comisión del ramo.

"¿Dice que ya se está haciendo y que no es necesario?", ha repreguntado Murgui, que ha encuadrado la recuperación de los pabellones en el decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural la Casa de Campo en lo referido a la recuperación de su patrimonio cultural.

El edil de Más Madrid ha recordado a PP y Cs que el destino de los pabellones a constituir el que sería el Campus del Asociacionismo de Madrid --siguiendo la estela de ciudades como Barcelona, Coslada, Rivas, Oviedo, París o Marsella-- era el solicitado por el Consejo de Asociaciones de Madrid, al que espera que convoquen en breve para trasladar la realidad futura de los equipamientos.

En este punto Murgui ha recordado que en el Registro Municipal de Asociaciones aparecen 2.200 asociaciones, 101 federaciones y confederaciones y 22 fundaciones, lo que da fe de la fortaleza del tejido asociativo.

PRIORIZAR NECESIDADES DE LAS ÁREAS

La directora general de Participación Ciudadana ha contestado que el uso que se dará a los pabellones responderá a la priorización de las necesidades planteadas por las áreas de gobierno dado que "la mayoría de las actuaciones previstas (en los pabellones por el anterior Gobierno) ya se llevan a cabo por Coordinación Territorial y hay que priorizar".

Así ha concretado que la cesión de espacios para reuniones las llevan a cabo las Juntas de Distrito; que el asesoramiento asociativo es una función del área; que existe un servicio de préstamo de material, CRAS!, puesto en marcha por el anterior equipo mediante un contrato de servicio y que el área de gobierno también se encarga de la formación y capacitación de las entidades.

"CONCEPCIÓN REACCIONARIA"

Nacho Murgui ha pedido que cualquier variación sobre el proyecto inicial se consensúe con el tejido asociativo a través del Consejo de Asociaciones de Madrid, de donde salió la propuesta del campus.

El edil de Más Madrid ha espetado a la bancada de Cs y PP que el cambio en el proyecto "responde a una concepción reaccionaria en cuanto a las asociaciones, que las califican de chiringuitos, con una señalamiento que fue la política que hicieron en la asociación y que ahora se mantiene".

"Dar el traste con este apoyo (al asociacionismo) es parte del precio por el apoyo de la ultraderecha al gobierno", ha lanzado Murgui, quien ha exigido a Cs que aclare cuáles son sus intenciones con respecto al tejido asociativo ante su discurso de "señalamiento y persecución" condicionado, a su parecer, a quién les pregunte.

"Lo que resulta preocupante es la coincidencia de la delegada de Coordinación Territorial, Silvia Saavedra, con planteamientos más radicales de la ultraderecha en la que se apoyan para estar en el gobierno. Dependiendo de quién le pregunte y a quién responda se dice una cosa u otra", ha afeado Murgui tras la comisión del ramo.

Murgui ha indicado que primero se alaba al tejido asociativo en una primera pregunta en comisión de Más Madrid y PSOE para, a continuación, "cuando le preguntan desde la ultraderecha diga que efectivamente hay chiringuitos y redes clientelares dando continuidad a un discurso de señalamiento y persecución del tejido asociativo que se llevó a cabo con la derecha en la oposición y que se lleva a cabo ahora de manera más alarmante porque están en el gobierno".

"Esto requiere una aclaración sobre cuáles son las intenciones reales del gobierno en cuanto al tratamiento que va a dar al tejido asociativo de la ciudad", ha señalado a la prensa Nacho Murgui.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Madrid