19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 21 de noviembre de 2009

    Parte del dinero recaudado en el XIX Supercross Solidario se destinará a la compra de coches para discapacitados

    MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Parte del dinero recaudado en el XIX Supercross Solidario, que se celebra hoy, a las 21 horas en el Palacio de los Deportes, se destinará a la compra de vehículos adaptados para personas con discapacidad y para proyectos de cooperación y desarrollo en el continente africano.

    Así, de cada entrada, que cuesta 36 euros, 5,17 euros serán donados a estas ayudas, una cuantía que se sumará a las aportaciones de la Fundación Repsol que donará 25.000 euros; Coca Cola, que aportará 12.500 euros, y Real Automóvil Club de España (RACE), que se ha querido colaborar con 3.500 euros.

    Por un lado, ASPAYM, dedicada a la ayuda a lesionados medulares, en colaboración con Guidosimplex, destinará los fondos a la compra de vehículos adaptados que se entregarán durante el evento a personas con lesiones medulares, mientras que la Fundación Una Sonrisa en África destinará la aportanción a distintos proyectos en Senegal.

    Entre ellos, destaca la electrificación del Dispensario de Maternidad de Louly Benteigne, que hasta ahora no ha tenido acceso a la energía; la provisión de material para la escuela primaria de Mbackombel; y el equipamiento de una residencia internado en Mbour para los jóvenes de la escuela primaria de Mbackombel.

    El Supercross Solidario cuenta también con la colaboración de Octagón, que se ha comprometido a realizar un estudio técnico para ASPAYM-Madrid donde analizarán las ofertas de los fabricantes de vehículos adaptados para determinar cuáles son las mejores opciones que existen para estas personas en el mercado actual.

    El aforo para el evento es de 11.000 personas, y las entradas ya están a la venta en los centros de El Corte Inglés o en el teléfono 902 400 222. Entre los presentes, competirán los mejores pilotos del mundo, como Josh Hill, Daniel Blair, Marvin Musquin, o los nacionales Jonathan Barragán y Manu Rivas.

    El circuito contará con 2.000 metros cúbicos de tierra, más de cien camiones de tierra para el montaje y otros 100 para el desmontaje, además de 30 contenedores para realizar los saltos. También habrá dos tráilers de material para la construcción de los saltos, una pala de 3 metros cúbicos para mover tierra, y dos minis cargadoras para el circuito.

    Habrá tres categorías, la de Promesas, con motos de 85 centímetros cúbicos y pilotos de hasta 15 años, con los que la competición consistirá en dos mangas de 10 vueltas cada una; la Kawasaki Cup, en la que participarán sólo los 12 últimos clasificados del campeonato y con dos mangas de 10 vueltas; y la Categoría Pros, para profesionales, con 12 pilotos y dos mangas de 12 vueltas.

    A éstas vueltas se les añade el FACE to FACE, donde los pilotos se dividen por parejas y cada pareja da dos vueltas, y la Final, con dos pilotos y 15 vueltas. Esta carrera decide el ganador del Supercross Solidario Comunidad de Madrid.