19 de febrero de 2020
19 de enero de 2020

Pepu Hernández lamenta que la derecha política no tenga "la altura de miras" de la época de Tierno Galván

Pepu Hernández lamenta que la derecha política no tenga "la altura de miras" de la época de Tierno Galván
Imagen del homenaje a Enrique Tierno Galván - PSOE

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz municipal del PSOE, Pepu Hernández, ha lamentado hoy que la derecha política no tenga "la altura de miras" y "el sentido de Estado" de la época de Enrique Tierno Galván, ya que entonces estaba
"dispuesta a colaborar para resolver los grandes problemas que afectan al país".

"La derecha de este país está perdiendo calidad democrática conforme le empujan los renacidos franquistas", ha recalcado el edil socialista durante el homenaje del PSOE al exalcalde de Madrid.

En su intervención, ha halagado la figura del político español "en esta época en la que la confrontación tiene más peso que el acuerdo", recordando que "Tierno trabajó con empeño en cambiar los grises de la ciudad por la luz de los primeros cambios que trajo la entonces joven democracia".

"Y lo consiguió porque la huella de Tierno sigue viva en muchos rincones de Madrid 34 años después de que nos dejara. Estoy seguro de que esa impronta le enorgullecería, tanto como nos enorgullece a nosotros y a nosotras", ha destacado.

EN BOCA DE LOS VECINOS

El socialista ha señalado que durante sus charlas con vecinos de los
21 distritos de Madrid se menciona con mucha frecuencia a Tierno, "siempre con un cariño, respeto y admiración que son la medida de su enorme talla política".

"Es el mejor legado que puede dejar un alcalde a su ciudad.
Pero, además, la ciudadanía sigue recordando que el gobierno encabezado por el profesor fue quien construyó el centro cultural que ahora siguen utilizando. El mismo gobierno que transformó el descampado y la escombrera en un parque para el esparcimiento y el disfrute. El que levantó un polideportivo, o aquella biblioteca o este centro de mayores. Enrique Tierno transformó Madrid. Y no fue tarea sencilla", ha subrayado.

Sobre su época, ha recordado que la capital arrastraba entonces los vicios y suplicios de unos largos años oscuros, pero Tierno fue "capaz de derribar muros de represión y pobreza y, a la vez, fue capaz también de levantar los primeros perfiles de una ciudad moderna, solidaria y dispuesta a despojarse del desequilibrio".

Así, ha relatado que construyó Mercamadrid e Ifema, puso en marcha el Plan de Saneamiento Integral de Manzanares, acabó con gran parte del chabolismo que rodeaba la capital y, simultáneamente, impulsó el Plan 18.000 de vivienda.

"Toda una verdadera revolución en la vida de la capital que, por su dimensión y trascendencia, ha dejado una huella perceptible en el espacio físico y en la memoria colectiva de la ciudadanía. Esa memoria es también mi memoria personal", ha dicho.

Sin pretender hacer "ningún paralelismo con la actualidad", ha señalado que ambos momentos suponen la apertura de un nuevo período político en nuestro país. "Entonces -y a las pruebas me remito- teníamos enfrente, o al lado, a una derecha con la que fue posible hacer la Transición política y llegar a grandes pactos. Aquella experiencia de gobierno de coalición de las izquierdas se extendió a muchos ayuntamientos y comunidades autónomas", ha indicado.

"Y nunca pasó nada, nadie se escandalizó, ni nadie se atrevió -más allá de la crítica razonable a la propia acción de los ejecutivos- a deslegitimar a esos gobiernos. Aquel acuerdo respondió a la necesidad de dar un impulso a la modernización de los ayuntamientos, y fue posible por la generosidad mostrada por las fuerzas políticas progresistas y la visión a largo plazo de sus dirigentes, entre los que se encontraba Tierno Galván", ha agregado.

Tras ello, ha lamentado que ahora no se tenga "esa derecha política con altura de miras, con sentido de Estado y dispuesta a colaborar para resolver los grandes problemas que afectan al país", y ha indicado que hoy en día "todo apunta a que la derecha de este país está perdiendo calidad democrática conforme le empujan los renacidos franquistas".

Según el socialista, de aquella memoria colectiva tampoco puede pasar por "alto la vigencia que siguen teniendo los problemas que exponía Tierno en sus famosos bandos" y "la necesidad de afrontar el problema de la contaminación, animar a la participación ciudadana, cuidar el turismo y avanzar en la igualdad de la mujer".

En esta línea, ha recalcado que si algo le preocupaba "era la desigualdad existente en aquel Madrid", indicando que es lógico que así fuera porque "Enrique Tierno era, ante todo, un socialista de convicciones, y perseguir la Igualdad es uno de los principios esenciales del socialismo".

Para leer más