17 de febrero de 2020
11 de febrero de 2010

La prolongación de la Castellana generará 699 millones de PIB anuales para Madrid y 1.584 millones para España

Hasta 88.000 personas podrán trabajar en este nuevo espacio de la capital, la mayoría en servicios, hostelería o comercio

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de prolongación del Paseo de la Castellana hacia el Norte que está tramitando el Ayuntamiento de Madrid generará 699 millones de euros anuales de Producto Interior Bruto (PIB) para la ciudad, cifra que llegará a los 1.584 millones de euros para el conjunto nacional, según las conclusiones del 23º Barómetro de Economía de la Ciudad de Madrid, cuyo monográfico está dedicado a esa iniciativa.

Así, el documento estima el impacto económico que esta inversión directa de unos 11.100 millones de euros tendrá sobre el PIB y el empleo de este proyecto a lo largo de su ejecución. En el caso de la capital, la iniciativa generará un PIB anual de 699 millones de euros, que para el conjunto de España, ascenderá a 1.584 millones de euros.

Además, a largo plazo se producirá un cambio en la estructura productiva y de empleo de la capital y, una vez esté operativo este nuevo espacio urbano, el volumen de personas que podrían trabajar en él ascendería a 88.000 trabajadores.

En concreto, la gran mayoría de estos puestos estarán en el sector a servicios, en particular en empresas de intermediación financiera, que generarán en torno a 81.200 empleos. A la hostelería le corresponderían un total de 6.225 trabajadores y el resto, al comercio. De esta forma, los servicios avanzados pasarían del 29 al 32 por ciento del PIB de la ciudad.

El proyecto de prolongación del paseo de la Castellana nació con el objetivo de "crear un distrito de servicios avanzados a la altura de los grandes espacios europeos de referencia", según fuentes municipales, que señalaron que "la continuidad del principal conector Norte-Sur de la ciudad refuerza este espacio como principal eje económico de Madrid".

Además, esta zona de la ciudad tiene una gran disponibilidad de superficie, con más de tres millones de metros cuadrados (el doble que el distrito de La Défence en París), sobre el que se levantarán edificios de oficinas fundamentalmente. De hecho, se prevé que cuando la zona esté totalmente operativa lo ocupen unos 88.000 trabajadores y 50.000 residentes.

Entre sus ventajas competitivas se cuenta asimismo su proximidad a Barajas mediante el servicio de cercanías entre la estación de Chamartín y la T-4 de Barajas.

El delegado de Economía y Empleo, Miguel Ángel Villanueva, presentará mañana viernes 12 de febrero, a las 10.30 horas, el Barómetro de Economía con éstos y otros datos.