12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 18 de febrero de 2009

    La prolongación de O'Donnell tendrá un carril bus central hasta Doctor Esquerdo por donde irán dos nuevas líneas exprés

    El Ayuntamiento estudiará sustituir la actual raqueta entre O'Donnell y Doctor Esquerdo por una rotonda para mejorar la circulación

    MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La prolongación de O'Donnell contará a finales de año con un nuevo carril bus central, el primero de la capital, en sentido entrada a Madrid que discurrirá desde la salida del túnel de La Elipa y hasta Doctor Esquerdo y por donde circularán dos nuevas líneas exprés de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) para unir la avenida de Felipe II con Puerta de Arganda (Vicálvaro) y con La Peineta (San Blas).

    Así lo anunciaron hoy el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y su delegado de Movilidad, Pedro Calvo, quien detalló los pormenores de la operación, que tendrá un presupuesto de 1,5 millones de euros procedentes del Fondo Estatal de Inversión Local y un periodo de ejecución de siete meses desde esta primavera.

    La intersección entre O'Donnell y la calle Doctor Esquerdo, en el distrito de Salamanca, es uno de los puntos más conflictivos de la ciudad, con grandes retenciones que se repiten a lo largo de todo el día. Por eso, hasta ahora el Consistorio no se había planteado crear conexiones de transporte público por superficie, que habrían sufrido de los mismos atascos. Tan sólo se contaba con las líneas 28 y 71 de la EMT, que unen Sáinz de Baranda con San Blas y Moratalaz, respectivamente.

    Ahora, se utilizarán los espacios sobrantes de la vía que ya están asfaltados desde la reestructuración de la M-30, carretera que no se verá afectada por las obras, según Calvo. Estos "sobreanchos" permitirán desplazar los carriles hacia la derecha e introducir entre ambos sentidos el carril bus, de 1,4 kilómetros de longitud y 3,5 metros de anchura, sin tener que reducir capacidad para el vehículo privado.

    Además, se instalarán separadores físicos para el carril reservado, que serán "suficientes para disuadir a los vehículos privados de usarlo, pero no tanto como para no permitir a los autobuses dejar el carril si se bloquea por una avería o accidente".

    En la confluencia entre las calles, la anchura del carril bus se reducirá a tres metros, y allí estará situada la única parada de autobús de todo el tramo. Asimismo, se colocará un semáforo en dicho punto para regular el giro de los autobuses hacia la derecha, en dirección Goya, con el objetivo de controlar el cruce con los cuatro carriles de coches que seguirá habiendo en esa zona.

    En el futuro, Gallardón adelantó que el Ayuntamiento estudiará la posibilidad de sustituir la actual raqueta de O'Donnell, dividida en dos partes con carriles centrales, por una rotonda propiamente dicha, con el objetivo, añadió Calvo, de "mejorar la capacidad de la calle Doctor Esquerdo".

    NUEVAS LÍNEAS EMT

    Con respecto a las dos nuevas líneas de autobuses, Calvo explicó que unirán La Peineta y Felipe II (E-5) y Puerta de Arganda y Felipe II (E-6), parte de las once líneas exprés planificadas para este mandato y que ya se inauguraron con la E-1 entre La Elipa y Embajadores.

    Además, el delegado de Movilidad subrayó que la E-6 dará servicio a una futura estación intermodal que se construirá en Alsacia y que está enmarcada en el Plan Estratégico de Integración del Transporte. Asimismo, se beneficiará del nuevo acceso al distrito de Vicálvaro que ya está en fase de ejecución y que enlazará el barrio con la prolongación de O'Donnell mediante "un acceso rápido y directo a Madrid", apostilló el primer edil.

    La E-5, por su parte, también permitirá desplazamientos más cómodos desde el aparcamiento disuasorio que ya se está construyendo junto al Estadio Olímpico.

    En total, a cada línea se la dotará inicialmente con ocho vehículos, que pasarán con una frecuencia de entre 7 y 8 minutos. El recorrido de la línea de La Peineta tiene 16,6 kilómetros, y el de Puerta de Arganda, de 15,4 kilómetros. Así, a diario se podrán hacer unos 150 viajes en cada línea.

    Según cálculos municipales, por la unión entre Doctor Esquerdo y O'Donnell pasan entre las 7.00 y las 22.00 horas cada día unos 42.000 vehículos de media, lo que supone aproximadamente 2.200 vehículos por cada hora. "La mitad sigue por la calle O'Donnell hacia el centro, mientras que la otra mitad se dirige hacia Goya por Doctor Esquerdo", apuntó el delegado, subrayando que serán unos 225.000 los vecinos beneficiados por el nuevo servicio de autobús.

    VENTAJAS PARA TODOS

    Entre las ventajas mencionadas por el edil que aportarán las nuevas líneas, destaca el ahorro de tiempo conseguido gracias a la reducción de paradas, que permite aumentar la velocidad. Así, el Consistorio estima que el uso de esta modalidad de transporte público "reducirá en cuatro minutos y medio el recorrido de la prolongación", lo que al año permitirá ahorrar 110.000 horas que los madrileños pasan en esta calle.

    También supondrá un ahorro económico, ya que se podrá retirar un vehículo de cada línea de autobús sin que se resienta la frecuencia, lo que supondrá un descenso de 480.000 euros de inversión y otros 216.000 euros anuales en concepto de explotación y mantenimiento de los vehículos.

    Por último, se conseguirán reducir las emisiones de dióxido de carbono, la contaminación acústica y se fomentará el transporte público, aumentando asimismo la seguridad de los viajeros. Además, se "mejorará la interconexión entre los distritos" con una mejor movilidad que permitirá "no sólo mejorar la calidad de vida, sino también el dinamismo económico de la ciudad", concluyó Gallardón.

    "La nueva infraestructura presentada hoy constituye una muestra más del empeño del Gobierno de la ciudad por desarrollar un sistema de transporte público eficaz, cómodo, moderno, universal, accesible y respetuoso con el medio ambiente. Un sistema en el que queremos que la EMT sea un factor de integración entre los distintos tipos de transporte", concluyó.

    Junta a Gallardón y Calvo asistieron al acto la delegada de Obras y Espacios Públicos, Paz González; los responsables de los distritos beneficiados, Luis Asúa (Retiro), Íñigo Henríquez de Luna (Salamanca), Carmen González (San Blas) y Carmen Torralba (Vicálvaro), así como el director gerente de la EMT, Javier Conde, y algunos de sus trabajadores.