15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 19 de febrero de 2014

    El PSOE pide retirar del obelisco 'gemelo' que se cayó por viento en Vallecas y Núñez dice que lo debe decidir Urbanismo

    MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El PSOE ha solicitado al Ayuntamiento este miércoles que se retire por motivos de seguridad el segundo obelisco ornamental que permanece en una rotonda del Ensanche de Vallecas cercana a la M-45, similar al que se precipitó sobre la vía pública el pasado 10 de febrero a causa de los fuertes vientos que se produjeron ese día, al entender que no hay razones que justifiquen su presencia tras lo ocurrido.

    Al respecto, el delegado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, Enrique Núñez, ha remarcado que él no puede despejar esa cuestión puesto que la posibilidad o no de retirar el obelisco corresponde a lo que dictamine los técnicos del departamento de Control de la Edificación, que pertenece al área de Urbanismo.

    En la Comisión de Seguridad y Emergencias municipal, el edil socialista Pablo García-Rojo ha manifestado que lo ocurrido el 10 de febrero deja como conclusión la necesidad de retirar el segundo obelisco, "idéntico e igual", al que se precipitó por el viento al verse afectados los elementos de sujeción.

    García-Rojo ha remarcado que la rotonda está situada en una vía de gran afluencia de tráfico por la cercanía de acceso a la M-45 y que la caída de este elemento, de entre 30 y 40 toneladas de peso, no produjo ningún daño personal "por puro azar".

    El concejal del PSOE ha comentado que este elemento no contiene ningún valor "artístico" que justifique su presencia tras lo ocurrido y que en el catálogo de monumentos de Las Artes no aparece entre los 23 elementos artísticos a preservar en la vía pública. Por ello, ha reclamado a Núñez que confirmara la retirada.

    Respecto a este punto, el portavoz del equipo de Gobierno municipal ha manifestado que el órgano especializado para determinar esa cuestión es Control de la Edificación y que su departamento sólo gestionó esta emergencia, que se resolvió "con gran profesionalidad".

    Núñez ha remarcado en la Comisión que la caída del obelisco motivó el desplazamiento de cuatro dotaciones de bomberos, que procedieron a cortar el monolito en tres partes para proceder luego a su retirada.

    En este sentido, ha detallado que se valoraron si el segundo monolito estaba afectado en su sujeción y que luego acudieron los técnicos de control de la edificación, que desaconsejaron desmontar el segundo obelisco por las condiciones de viento.