22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • 6 de abril de 2010

    La región perdió 71 autónomos en marzo, cuando España ganó 873

    La asociación de autónomos UPTA vislumbra un pronto crecimiento del sector

    MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Comunidad de Madrid perdió 71 afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) el pasado mes de marzo, un 0,02 por ciento menos respecto a febrero, registrando un total de 358.503 afiliados, lo que significa volver a los datos de marzo de 2006, mientras que en el conjunto del país el Régimen sumó 873 nuevas afiliaciones, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración facilitados por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

    En los últimos doce meses Madrid ha perdido 14.720 trabajadores por cuenta propia (4,1 por ciento). "Los datos a nivel nacional nos indican una recuperación en el sector que esperamos se vaya consolidando en los próximos meses pero, sin embargo, en la Comunidad de Madrid seguimos sin repuntar y perdiendo afiliados al RETA, sumando 21 meses de caída del número de autónomos".

    A pesar de que la pérdida de trabajadores por cuenta propia se frenó en Madrid el pasado mes de marzo, sobre todo respecto a otras regiones ya que Madrid fue la sexta autonomía en pérdida de trabajadores por cuenta propia muy lejos de las pérdidas de Canarias (-249), Galicia (-242) o País Vasco (-109), la secretaria general de UPTA-Madrid, María José Landaburu vislumbra "un pronto crecimiento del sector". Las únicas regiones que sumaron nuevos autónomos en marzo fueron Andalucía (616), Baleares (599) y Comunidad Valenciana (573).

    "AUNQUE QUEDA MUCHO POR TRABAJAR"

    Por su parte, la Confederación de Organizaciones Madrileñas de Autónomos y Emprendedores (COMAE) estos 71 autónomos más en el RETA equivalen a 2 profesionales más al día en marzo, con respecto al mes anterior.

    A nivel nacional, el desempleo registrado en los Servicios Públicos de Empleo Estatal continúa en aumento por octavo mes consecutivo. Esto supone un total de 35.988 personas más en las listas del Instituto Nacional de Empleo (Inem), lo que representa un aumento del 0,9 por ciento con respecto a febrero de este año.

    Desde la Confederación Nacional de Autónomos y Microempresas y la Confederación de Organizaciones Madrileñas de Autónomos y Emprendedores (COMAE) manifestaron que ven "con buenos ojos" este incremento del número de autónomos en el RETA en el mes de marzo. Sin embargo, añadieron que aún queda mucho por trabajar.

    "Nuestros autónomos y microempresas precisan medidas concretas por parte de la Administración para solucionar esta situación", expresó Salvador García Torrico, presidente de COMAE y CONAE. Además, ambas entidades solicitaron la reforma de la Ley de Morosidad para que se ponga en marcha "lo antes posible" y así los autónomos no cesen su actividad.

    Asimismo, desde la CONAE solicitaron la aplicación "inmediata" de otras medidas como la exención en el pago del IVA de aquellas facturas que aún no se han cobrado o la supresión de cargas administrativas para pequeñas y medianas empresas.

    "Sin duda, medidas como éstas ayudarían a autónomos y microempresas en su trabajo diario, algo que repercutiría en su productividad y a la larga en su competitividad", concluyó García Torrico.

    MÁS DE 5.000 NUEVOS PARADOS EN MADRID

    Respecto al paro, Madrid registró en marzo una subida de 5.666 desempleados, lo que supone un incremento del 1,19 por ciento respecto al mes anterior y del 18,33 por ciento interanual con 74.349 parados más en los últimos doce meses. Desde el pasado mes de enero, la región ha sumado 14.480 nuevos desempleados.

    El total de parados de la región alcanza los 480.022 de los que 247.390 fueron hombres y 232.632 mujeres. El paro femenino fue de nuevo el más castigado el pasado mes en la región con un crecimiento de 3.709 nuevas desempleadas mientras que los hombres sumaron 1.957 nuevos parados, según UPTA.

    Asimismo, 54.503 parados tenían menos de 25 años, lo que supone un incremento del desempleo entre los jóvenes del 4,5 por ciento, es decir 2.435 nuevos desempleados en febrero. De los menores de 25 años, 23.580 son mujeres y 30.923 hombres.

    Los sectores más afectados fueron el de servicios, con un incremento de 4.244 desempleados, seguido de las personas sin empleo anterior (1.269), la industria (267) y la agricultura (210). La buena noticia es que por primera vez cayó el desempleo en la construcción restando 324 parados.

    Por otro lado, en la región se firmaron el pasado mes 140.884 contratos, de los que sólo 28.547 fueron indefinidos. Esto supone un incremento del 13,89 por ciento de la contratación respecto al mes de febrero con un incremento de 17.178 contratos.