22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 26 de julio de 2009

    El Samur dispondrá de 63 vehículos nuevos gracias a una aportación municipal de más de 12 millones de euros

    MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Samur-Protección Civil dispondrá de 63 nuevos vehículos -de los que 55 serán ambulancias y 8 vehículos de intervención rápida (VIR)-- gracias a la aportación de 12,3 millones euros aprobados el jueves por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid para su arrendamiento en un plazo de cinco años.

    Las 55 ambulancias se distribuyen de forma que 35 de ellas serán de servicio vital básico (SVB), cinco de servicio vital avanzado (SVA) con sistema mixto gasolina/gas licuado petróleo (GLP) y una quincena de servicio vital avanzado (SVA).

    Con la entrega de estos vehículos, el Samur-Protección Civil dispone de 120 vehículos operativos habituales y tres de apoyo logístico. La flota se completa con diez grandes vehículos de catástrofes , cuatro ambulancias colectivas para traslados de varios pacientes leves a la vez; seis furgones de procedimientos especiales para incidentes biológicos o químicos y 14 turismos para usos de gestión

    Las veinte Unidades de Soporte Vital Avanzado, popularmente conocidas como UVIS móviles son las "más modernas, ergonómicas y seguras unidades asistenciales del ámbito de la emergencia en España", como aseguró hoy el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón. Están dotadas de la última tecnología relativa a la seguridad pasiva y activa (comunicación de radio de manos libres, así como el accionamiento de las sirenas, para evitar distracciones del conductor) y presentan una mayor ergonomía de trabajo así como su mejor insonorización, que impide niveles mayores de 70 decibelios en el interior de la unidad.

    Por otro lado, las 35 Unidades de Soporte Vital Básico disponen de similares características de seguridad y ergonomía. Estas unidades tienen la particularidad de poder ser medicalizables, es decir, pueden convertirse en Unidades de Soporte Vital Avanzado inmediatamente con la introducción de los dispositivos de electromedicina necesarios.

    De mayor habitabilidad que las existentes hasta ahora, todas estas unidades llevan desfibrilador semiautomático, pulsioximetría o dispositivos de inmovilización, lo que las convierten en las unidades no medicalizadas más dotadas del país. Tanto estas unidades como las anteriores cuentan con la posibilidad de sirenas bitonales con una sonoridad menor de 80 decibelios, adaptadas a la normativa sobre contaminación acústica.

    Los Vehículos de Intervención Rápida son los encargados de trasladar a las dotaciones de los responsables del control de calidad del servicio, único en el ámbito europeo. Con la misma dotación pero más reducida que una unidad de SVA, estos vehículos hacen posible que todos los pacientes graves sean tratados al menos por dos médicos.