28 de mayo de 2020
16 de junio de 2014

Los sindicatos se concentrarán este martes para exigir la paralización de la "privatización" en centros penitenciarios

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos UGT, CC.OO. y CSIF han convocado este martes a las 12.30 horas una concentración para exigir la paralización del proceso de "privatización de la seguridad exterior" en todas las cárceles dependientes de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, según han informado los convocantes.

La concentración, convocada a las 12.30 horas en la entrada del Centro Penitenciario Madrid VII (Estremera), se enmarca dentro de la campaña de movilizaciones que se está llevando a cabo a favor del empleo público en los centros penitenciarios.

"La concentración convocada tiene el objetivo de exigir a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias la paralización inmediata del proceso de privatización que se ha iniciado con la seguridad exterior", ha señalado UGT.

UGT ha afirmado que temen que "esta política privatizadora se vaya extendiendo al interior de los centros penitenciarios, como está sucediendo en la sanidad pública, poniendo en riesgo los puestos de trabajo de las empleadas y empleados públicos penitenciarios y empeorando sus condiciones de trabajo".

En este sentido, la protesta también exige "los recursos humanos necesarios para garantizar el correcto desarrollo del servicio público y que se aborde el déficit estructural de personal".

"Sin trabajadores penitenciarios no habrá concursos de traslados de trabajadores, ni promoción profesional, y se pondrá en riesgo la seguridad de los trabajadores y de los internos", ha destacado UGT.

"No vamos a permitir que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias siga impulsando la criminalización de estos trabajadores y rechazamos la prepotencia y falta de diálogo social de la Administración Penitenciaria con los sindicatos representativos", ha concluido el sindicato.

Según informa CSIF, esta campaña en defensa del servicio público penitenciario ya ha obtenido sus primeros resultados. "El Gobierno ha reconocido públicamente la carencia de empleados públicos y se ha aprobado una oferta de empleo público de 90 plazas. Pese a que esta oferta es insuficiente para solventar los más de 2.500 efectivos que faltan", ha señalado CSIF.