23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 10 de abril de 2008

    Sucesos.- Detenido un hombre que obtuvo dinero y favores sexuales de varias mujeres a cambio un trabajo inexistente

    MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Policía Nacional ha detenido a un hombre que obtuvo dinero y favores sexuales de nueve mujeres a cambio de la promesa de un trabajo que no llegaron a tener nunca, informó hoy la Jefatura Superior de Madrid.

    El detenido, Miguel Ángel A.B., madrileño de 35 años, y acusado de los delitos de coacciones contra los derechos de los trabajadores y falsedad documental, trató de alguna de esas dos formas a nueve mujeres, cuatro de las cuales, le prestaron favores sexuales cuando acudían a una cita para formalizar un contrato de trabajo.

    Las investigaciones, que fueron realizadas por agentes de policía judicial de la comisaría de Ciudad Lineal, comenzaron a raíz de dos denuncias de mujeres extranjeras que relataron el engaño del que habían sido víctimas.

    El modus operandi del detenido consistió en que el hombre buscaba en periódicos demandas de empleo y escogía aquellas en las que una mujer extranjera solicitaba trabajo como empleada de hogar o cocineras. Después, mantenía una primera conversación telefónica con ellas donde decía que buscaba personal para atender labores de limpieza y ayudantes de cocina en varios colegios públicos de la región, y cuando accedían concertaba entonces una cita personal con las interesadas, cerca siempre de una estación de metro.

    En ese momento, indicaba a las víctimas que el precontrato de trabajo y demás documentación estaban en su coche y se desplazaban a éste, donde les mostraba documentos con apariencia de legalidad, esto es, con membretes de organismos e instituciones públicas de ayuntamientos y ministerios.

    Para proceder a su firma, la interesada debería entonces abonar cantidades que oscilaban entre los 350 y 400 euros en concepto de gastos de gestoría, pero si no podían hacer frente a ese precio, él se mostraba dispuesto a evitar el pago si la mujer estaba dispuesta a mantener relaciones sexuales.

    Las mujeres que accedían al contacto sexual, lo hacían en esta primera cita, en el mismo coche y siempre en descampados. Una vez conseguidos sus propósitos, Miguel Ángel desaparecía y resultaba imposible su localización, pues en los contactos mantenidos usaba siempre identidad falsa.

    Su arresto fue posible gracias a su última víctima, una mujer marroquí que fue captada por el sospechoso, que le ofrecía un sueldo de 1.380 euros y regularizar su situación por un trabajo de 08.00 a 16.00 horas, pues reconoció que esta forma de proceder era idéntica a la que había vivido una amiga suya, víctima del detenido, por lo que acudió a la Policía.

    Los agentes acordaron con esta mujer que realizase la cita personal con este hombre, que tuvo lugar en la parada de Metro de La Elipa a las 18.00 horas del pasado lunes. La mujer le dijo al sospechoso que acudiría a la misma con otra amiga muy interesada en los puestos de trabajo que ofertaba, que era en realidad una mujer policía, que junto a ella, eran vigiladas muy de cerca por agentes de paisano.

    Cuando el sospechoso apareció, en su vehículo, fue inmediatamente detenido, y ha sido ya a disposición judicial. Los agentes se incautaron de una pistola simulada, con funda, así como 11 contratos de trabajo con los datos de filiación de otras tantas víctimas y 5 en blanco.

    Miguel Ángel, que carece de antecedentes, reconoció los hechos y ofreció a los agentes todo tipo de detalles sobre su forma de operar, "con la misma naturalidad que explicó ser un veterano representante de lencería femenina, con empleo fijo bien remunerado, casado y con familia", aseguraron desde la Policía.