22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 9 de enero de 2009

    Temporal.- Activado el nivel 1 de Protección Civil de Inclemencias Invernales en toda la Comunidad

    MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Comunidad de Madrid activó el nivel 1 del Plan de Protección Civil de Inclemencias Invernales ante la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) de que se produzcan nevadas que puedan alcanzar un espesor acumulado de hasta siete centímetros afectando así a la capital, la corona metropolitana, la zona del Henares, las Vegas y el Sur de la región.

    Ante esta situación, la dirección del Plan de Inclemencias Invernales recomienda utilizar preferentemente el transporte público, y en caso de tener que utilizar el vehículo particular llevar cadenas y saber utilizarlas, tener el depósito de combustible lleno y el teléfono móvil con la batería cargada, así como extremar las precauciones en la conducción.

    La activación del nivel 1 del Plan de Inclemencias Invernales supone que la Comunidad de Madrid, además de asumir la dirección del plan, puede realizar tareas de apoyo en aquellos ayuntamientos cuyos recursos propios se vean desbordados por alguna emergencia.

    En el día de ayer, se activó el nivel 0 del mismo plan que prevé que los ayuntamientos son autosuficientes para afrontar las condiciones adversas, aunque los servicios de emergencia de la Comunidad de Madrid se mantienen alerta para realizar acciones de apoyo y evitar que las carreteras queden cortadas.

    Asimismo, existes otros dos niveles, el 2 que implica, debido a las inclemencias invernales, el corte preventivo de carreteras y el nivel 3, que se activa cuando está en peligro el interés de la nación por las emergencias ocurridas (esta situación debe ser declarada por el Ministerio del Interior, que es el mismo que puede desactivar el plan).

    El Plan de Protección Civil ante Inclemencias Invernales fue aprobado en el año 2000. Este documento planifica las acciones a desarrollar ante la aparición de fenómenos meteorológicos adversos, para los que considera como época de máximo riesgo el periodo comprendido entre el 1 de diciembre y el 31 de marzo de cada año, si bien se puede activar fuera de estas fechas si, como en el caso actual, la meteorología así lo impone.