25 de noviembre de 2020
13 de junio de 2007

Tribunales.- "Mi intención nunca fue hacerle daño porque le quería demasiado", dice un acusado de apuñalar a su ex novio

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Luis Alberto P.L., acusado de apuñalar a su ex novio el 15 de mayo de 2005 por no aceptar que hubieran roto su relación, aseguró hoy que su "intención nunca fue hacerle daño porque le quería demasiado". "Nunca le quise matar. Nunca le quise hacer daño. Todavía me pregunto cómo pude hacer eso", señaló el procesado.

En sus conclusiones definitivas, la fiscal rebajó de 13 a 7 años y medio la solicitud de condena para el procesado, de nacionalidad ecuatoriana, al aplicar una atenuante por reparación del daño al delito de asesinato en grado de tentativa por haber indemnizado a la víctima con 23.000 euros por los daños ocasionados.

Durante su declaración, Luis Alberto P.L. explicó que nunca aceptó que su pareja rompiera con él, una vez que éste había conseguido los papeles para residir en España. "Le quería reprochar todo lo que le ayudé porque él me utilizó", relató el acusado, quien apuntó que ahora es "conciente" de que aquel día apuñaló a su ex pareja, ya que entonces estaba "en trance" y no supo lo que había ocurrido.

A escasos metros de su agresor, la víctima contó que ese día Luis Alberto "intentó" matarle y se preguntó por qué quiso hacerlo. "Tenía en su mente acabar conmigo", apunto el agredido, que relató que, tras el apuñalamiento, su ex pareja le persiguió por toda la calle hasta que se refugió en una ambulancia del Samur.

NO ACEPTABA LA RUPTURA.

Según el fiscal, Luis Alberto P.L. acudió ese día al domicilio de la actual pareja de su novio junto con otros amigos. Una vez en la casa, el procesado le pidió que saliera al rellano de la escalera para hablar a solas. Mientras éste salía de la vivienda, él aprovechó para coger un cuchillo de la cocina, que escondió en su pantalón.

Una vez solos, el encausado le comentó al hombre que aceptaba la ruptura y que le diera un abrazo. Aprovechando que éste estaba desprevenido le clavó el cuchillo en el tórax dos veces. Tras ser agredido, la víctima echó a correr escaleras abajo, mientras que era perseguido por el acusado cuchillo en mano.