21 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 18 de septiembre de 2018

    Mini se plantea trasladar su parón estival a abril para paliar posibles efectos del Brexit

    Mini se plantea trasladar su parón estival a abril para paliar posibles efectos del Brexit
    MINI - ARCHIVO

    LONDRES, 18 Sep. (Reuters/EP) -

    La planta británica de Mini en Oxford trasladará su tradicional para estival de mantenimiento al mes de abril en caso de que no se logre un acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido para hacer efectivo el Brexit.

    "Hemos programado el periodo de mantenimiento anual del próximo año en la planta de Mini en Oxford al 1 de abril, cuando el Reino Unido salga de la UE, para minimizar el riesgo de una posible interrupción del suministro de piezas a corto plazo si no hay acuerdo sobre el Brexit", señaló BMW.

    El consorcio automovilístico dejó claro que, aunque ve "poco probable" que se dé el "peor de los escenarios", debe estar preparado ante cualquier situación. Los fabricantes de automóviles programan generalmente durante el verano unas semanas de cierre en sus factorías para realizar labores de mantenimiento.

    La salida de Reino Unido de la UE debe hacerse efectiva el 29 de marzo de 2019, pero Londres y Bruselas aún no han cerrado los términos del acuerdo. BMW ensambló cerca de 220.000 automóviles en su planta de Oxford el año pasado.

    Por su parte, Jaguar Land Rover también ha reducido temporalmente la producción de su fábrica en la localidad de Castle Bromwich a tres días semanales debido a "los vientos en contra que afectan a la industria automovilística".

    El consejero delegado del fabricante británico, Ralf Speth, advirtió de que una 'mala salida' de Reino Unido de la UE podría causar una posible pérdida de "decenas de miles" de empleos, asegurando que no sabía si las plantas de la compañía podrían operar tras el Brexit.

    Además, el directivo avisó también en julio de que el Brexit podría costarle a su empresa una factura anual de 1.200 millones de libras (1.359 millones de euros), subrayando que durante más de 250 años, desde la época de Adam Smith, Reino Unido había defendido siempre el libre comercio, e indicó que para que la industria de la automoción británica continúe siendo competitiva en todo el mundo y asegure el puesto de sus empleados --300.000 indirectos e indirectos en el caso de Jaguar Land Rover-- no se deben imponer aranceles al país británico tras su salida de la UE.

    Para leer más