Opel logró reducir sus costes fijos en un 28% en la primera mitad del año gracias al plan PACE

Opel logró reducir sus costes fijos en un 28% en la primera mitad del año gracias al plan PACE
8 de noviembre de 2018 OPEL

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Opel ha mejorado su competitividad en todas las áreas y ha logrado reducir sus costes fijos en un 28% en la primera mitad del año gracias al plan PACE, lo que le ha permitido una mejora en la relación entre los costes laborales y los ingresos, según ha informado la compañía.

"Publicamos una ganancia de 502 millones de euros en los primeros seis meses de 2018 y seguimos trabajando arduamente en nuestro éxito", dijo el director ejecutivo de Opel, Michael Lohscheller.

El consorcio francés PSA, que cerró la compra de Opel en agosto de 2017, asegura que los vehículos basados en las plataformas Multi Energy compartidas son hasta un 50% más rentables en el desarrollo y tienen mejor calidad. Según el grupo, también se están logrando amplias sinergias en muchas otras áreas de la empresa, como la creación de estructuras de ventas integradas en otros países europeos, así como funciones globales.

La firma automovilística alemana opera con el objetivo de evitar el cierre de sus plantas y, gracias a las nuevas inversiones, varias de ellas ya han recibido nuevas asignaciones de productos.

Por otro lado, Opel ha llevado a cabo una extensa electrificación de su cartera, gracias al acceso a las plataformas de PSA y tecnologías de propulsión del grupo. En este sentido, tendrán cuatro vehículos eléctricos en 2020, lo que incluye el nuevo Corsa en una variante eléctrica de batería pura y el Grandland X Phev, el primer híbrido enchufable de Opel.

La compañía sacará un total de ocho modelos nuevos al mercado en los próximos dos años. En 2024 habrá una versión eléctrica de todos los modelos de Opel. "Esta ofensiva contribuirá fuertemente a cumplir los estrictos límites de CO2 establecidos por la UE", señaló Lohscheller. La infraestructura de carga es un habilitador clave para el desarrollo de la electrificación, por lo que Opel contribuirá a un proyecto de infraestructura de carga en la sede de la empresa.

En otros lugares, Opel está atacando el segmento rentable de vehículos comerciales ligeros. A medio plazo, la compañía quiere aumentar su mercado al mismo nivel que en el segmento de automóviles de pasajeros. Esto será posible gracias a las mejoras en los contratos de los concesionarios (cada concesionario de la marca ahora también puede vender vehículos comerciales ligeros) y una cartera de producto completamente renovada.

La ofensiva de Opel en los mercados de exportación no europeos también está ganando impulso. El fabricante germano ha firmado nuevos contratos con importadores para crecer en países como Marruecos, Túnez o Sudáfrica. En el transcurso de este mes, Opel comenzará el ensamblaje del Grandland X para el mercado africano en una nueva planta en Namibia.

Contador

Últimas noticias