28 de febrero de 2020
23 de abril de 2018

Opel ofrece más trabajo y nuevos modelos a sus plantas alemanas a cambio de mejorar la competitividad

Opel ofrece más trabajo y nuevos modelos a sus plantas alemanas a cambio de mejorar la competitividad
OPEL

RÜSSELSHEIM (ALEMANIA), 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La firma automovilística Opel, adquirida el año pasado por el Grupo PSA, ha confirmado el plan de inversiones de la compañía en sus plantas en Alemania, que contempla adjudicar nuevos modelos y más carga de trabajo a cambio de mejorar la competitividad y los objetivos de productividad de estos centros.

Según informó la empresa en un comunicado, su plan para las instalaciones alemanas contempla la fabricación de un todocamino en la planta de Eisenach desde abril del año que viene, lo que supondría adelantar los plazos recogidos en el actual convenio.

Además, el consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller, aseguró que la compañía también podría añadir una nueva variante híbrida, desde 2020, a este centro, mientras que la firma también ofrece proyectos y una mayor capacidad de utilización de la factoría de Kaiserslautern, que se extenderán durante el actual convenio con los trabajadores.

Por su parte, la firma alemana también tiene previsto lanzar un nuevo vehículo del segmento D en la instalación productiva que tiene en Rüsselsheim, que se basará en la plataforma EMP2 que utiliza el Grupo PSA.

"Nuestro objetivo sigue siendo crear un futuro sostenible y exitoso para nuestra plantas en Alemania. Queremos invertir en Eisenach, Kaiserslautern y Rüsselsheim, queremos respetar los acuerdos colectivos salariales en todas la plantas de producción", aseguró Lohscheller, que señaló que estas propuestas se las trasladaron en sus reuniones con representantes del Gobierno alemán el pasado viernes.

El consejero delegado de Opel indicó que la firma ha presentado una "propuesta sostenible" para la planta de Eisenach, que supone una mejora del actual convenio colectivo. Desde la compañía indicaron que el sindicato IG Metall rechazó una propuesta de aplazar el aumento salarial del 4,3% durante las negociaciones, por lo que este ha entrado en vigor.

"Para poder implementarla, debemos crear condiciones competitivas para esta centro", explicó Lohscheller, que señaló que los representantes de los trabajadores no han presentado ninguna propuesta concreta de cómo alcanzar los objetivo de competitividad necesarios en esta planta.

EL 'STATU QUO' "NO ES UNA OPCIÓN".

Ante esta situación, el directivo indicó que Opel seguirá negociando con los interlocutores sociales aunque indicó que el 'statu quo' "no es una opción" para una empresa que la última vez que ganó dinero fue en 1999. "Necesitamos urgentemente menores costes y mayor eficiencia y después invertiremos en Alemania", subrayó.

La firma automovilística señaló que en Alemania apuesta por salidas voluntarias en lugar de por despidos y recordó que recientemente ha alcanzado acuerdos para recuperar la competitividad de sus operaciones industriales en España, Polonia, Reino Unido, Hungría y Austria.

Para leer más