25 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

Economía/Motor.- CE cree que la normativa comunitaria sobre seguros de coche funciona bien y no es necesario cambiarla

BRUSELAS, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea publicó hoy un informe que evalúa el funcionamiento de la normativa comunitaria sobre seguros de coche cuya conclusión es que las reglas funcionan de manera "eficaz" y por tanto no es necesario modificarlas de momento.

"Los europeos deben poder utilizar su coche en otros Estados miembros como lo harían en el suyo, con plena confianza de que cuentan con una cobertura de seguro adecuada y de que cualquier siniestro se tratará de manera rápida y eficaz. Basándonos en una consulta amplia, creemos que las reglas de la UE en estas áreas están funcionando eficazmente", dijo el comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy, a través de un comunicado.

El estudio se centra en dos aspectos de los seguros de automóvil: la eficacia del sistema de representantes responsables de tramitar y liquidar las reclamaciones por accidentes en el extranjero, y la cobertura de los gastos jurídicos.

En cuanto al primer aspecto, la directiva sobre seguros de automóvil de 2000 tenía como objetivo garantizar indemnizaciones más rápidas, en el Estado miembro de residencia, de las víctimas de accidentes en el extranjero. Para ello, se obliga a las empresas de seguros a designar en todos los Estados miembros un representante encargado de tramitar y liquidar las reclamaciones de indemnización por accidentes, excepto en el país en el que hayan obtenido la autorización administrativa.

De este modo, las víctimas que sufran un accidente en el extranjero no tienen que contactar directamente con el asegurador de la persona responsable en el Estado miembro donde el accidente se ha producido sino que pueden acudir, en su propia lengua, a su representante en el Estado miembro de residencia. Los aseguradores son multados si ellos mismos o sus representantes tardan más de tres meses en redactar una respuesta motivada a una petición de indemnización.

El informe de la Comisión demuestra que los aseguradores o sus representantes normalmente resuelven las peticiones en este plazo de tres meses. Sólo en casos excepcionales y aislados, en los que hay problemas para obtener información de las otras partes implicadas en los siniestros, se incumple esta exigencia. En consecuencia, el estudio concluye que no es necesario modificar esta norma, ya que las multas nacionales, aunque no sean equivalentes, tienen el efecto deseado.

En cuanto a la cobertura de los gastos jurídicos, el Ejecutivo comunitario señala que en la gran mayoría de los Estados miembros existen seguros voluntarios que la incluyen. Bruselas considera que extender a toda la UE la cobertura obligatoria de este tipo de gastos no supondría ninguna ventaja manifiesta sino que por el contrario podría conducir a un aumento de las primas. Según el informe, es necesario sin embargo mejorar la promoción de los contratos voluntarios de protección jurídica en algunos países para garantizar un nivel más equilibrado de protección de los ciudadanos comunitarios.