23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 3 de junio de 2009

    Economía/Motor.- CHA exige a Zapatero que se implique en el futuro de Opel igual que lo hace el Gobierno alemán

    ZARAGOZA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El candidato de Chunta Aragonesista (CHA) en las elecciones europeas del próximo 7 de junio, Miguel Martínez Tomey, ha exigido al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero que "se implique con el futuro de Opel de la misma manera que lo está haciendo el Gobierno de Alemania".

    Tomey ha realizado estas declaraciones durante un encuentro ciudadano llevado a cabo en la capital aragonesa, en la Feria del Libro. El candidato de CHA ha advertido de que "el futuro de 15.000 familias está en juego en Aragón" y ha criticado a Zapatero por no interesarse por esta comunidad.

    El candidato de CHA ha considerado una "irresponsabilidad gravísima" que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, "se vaya a explicarle a General Motors lo que ya saben, que Figueruelas es una planta eficaz, y sin embargo, el propio Zapatero no esté trabajando de la manera que lo está haciendo la canciller alemana, Angela Merkel, en la solución y en el futuro de Opel en Europa".

    "Estamos convencidos de que están perdiendo un tren y esto puede tener consecuencias desastrosas para Aragón", ha añadido el candidato de CHA. Además, Tomey ha insistido en que el ministro de Industria "no sabía de lo que hablaba" cuando ayer aseguró, durante una visita a la factoría zaragozana, que la planta de Figueruelas "no puede necesitar los mismos ajustes que otras plantas menos competitivas". En su opinión, el futuro de la red industrial de Opel en Europa "sólo se conoce en la Cancillería del Gobierno alemán".

    Tomey recordó que en el debate de política general que tuvo lugar el 19 de mayo en el Congreso de los Diputados, José Luis Rodríguez Zapatero "no mencionó el caso de Opel que es el más delicado", por lo que, según el candidato aragonesista, "nos hacemos una idea de hasta qué punto el presidente del Gobierno está alejado de esta problemática" de la que ha considerado que España y Aragón son "completamente ajenos".