26 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • Jueves, 22 de Agosto
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 3 de junio de 2008

    Economía/Motor.- Los coches de bajo coste serán una de las claves del sector en los próximos años, según Roland Berger

    MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los coches de bajo coste, con un precio inferior a 6.400 euros, serán una de las claves del sector del automóvil en los próximos años, según indicó el socio responsable de automoción de Roland Berger Strategy Consultants en España, Christoph Beseler, con motivo de la presentación de un estudio de esta firma sobre esta cuestión.

    Según Roland Berger, la competencia en el mercado automovilístico internacional está aumentando, las regulaciones medioambientales y de seguridad vial son cada vez más duras, y los clientes exigen más calidad por menos dinero. Todos estos factores apuntan a que las compañías que sobrevivirán serán aquellas que conquisten mercados en crecimiento, y no sólo en mercados emergentes.

    El informe pone de manifiesto que en 2006 los cinco principales fabricantes de modelos de bajo coste estaban ubicados en China, y producían alrededor de 500.000 vehículos. "Actualmente, casi todos los fabricantes internacionales de gran volumen ofrecen esos modelos o tiene previsto introducirlos en los próximos cinco años", señala.

    El estudio identifica cuatro modelos de producción de vehículos de bajo coste, cada uno de ellos correspondiente a una región. Así, en Europa y Estados Unidos existe un modelo, representado por Dacia (Renault) o Chevrolet-Daewoo (General Motors), centrado en la reducción de costes tradicionales, mediante economías de escala y métodos de diseño orientados al ahorro.

    El modelo japonés y coreano, que desarrollan compañías como Toyota o Hyundai, consiste en reducir costes mediante innovaciones de procesos, dentro de una red global. En tercer lugar, el modelo chino, utilizado por empresas como Chery y Geely, persigue reducir costes con la ayuda de soluciones basadas en copias y gracias a los bajos costes generales en China.

    Por último, el estudio identifica el modelo indio, utilizado por tata, Maruti o Mahindra, compañías que aplican el principio de la "competencia cooperadora", similar al modelo de código abierto del 'software' libre, compartiendo conocimientos, una base de proveedores y socios comerciales, de forma que los riesgos también se comparten.

    Las compañías que desarrollan una estrategia global basada en los costes y realizan la fabricación en países emergentes pueden reducir costes entre un 30% y un 40%. Los fabricantes de economías desarrolladas que deseen continuar con su producción nacional pueden lograr recortes de entre el 20% y el 30%.