25 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Economía/Motor.- La patronal de motos juzga positivo el plan de la DGT, salvo en lo referente a ciclomotores

Anesdor cree que elevar la edad para conducir ciclomotores perjudica al mercado y aboga por suprimir el pasajero en estos vehículos

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) considera positivo el plan de la DGT sobre el sector, pero no está de acuerdo con las medidas relativas a los ciclomotores, pues cree que elevar la edad mínima para conducir estos vehículos perjudicará al mercado y no reducirá la siniestralidad. En lugar de esta propuesta, la patronal aboga por prohibir los pasajeros en los ciclomotores en cualquier circunstancia.

El presidente de Anesdor, Jorge Lasheras, indicó a Europa Press que el plan en su conjunto es positivo, pues se trata de la primera ocasión en que la Administración trata el problema de las motos de forma global, con medidas como la mejora de los sistemas de protección en carreteras nacionales y locales.

También se mostró de acuerdo en implantar un permiso de conducción "progresivo", de acuerdo con la normativa comunitaria, y resaltó que desde la DGT han asegurado a Anesdor que el nuevo permiso A-2 será para motos con una potencia limitada a 35 kilowatios, independientemente de su cilindrada. La organización facilitará a la Administración una lista de estas motos para evitar trucajes.

Ahora bien, Lasheras criticó la propuesta de elevar de 14 a 15 años la edad mínima para conducir ciclomotores, pues argumentó que la siniestralidad en este sector está bajando, que el mercado está cayendo y que la accidentalidad en la franja de entre 14 y 16 años es la menor.

En este sentido, apostó por eliminar la figura del pasajero en los ciclomotores en cualquier circunstancia, en lugar de elevar la edad de acceso, para evitar un trasvase tanto de las ventas como de la siniestralidad desde los ciclomotores a las motos de baja cilindrada.

MERCADO "EN CRISIS".

Lasheras aseguró que el mercado de vehículos de dos ruedas está "en crisis", y auguró caídas de las matriculaciones para el año próximo, por lo que pidió que las medidas que se implanten para reducir la siniestralidad no afecten a las ventas. Así, avanzó que las entregas de ciclomotores cayeron un 7% en los once primeros meses del año y acumulan retrocesos mensuales consecutivos desde abril.

Del mismo modo, hizo hincapié en que las matriculaciones de motocicletas llevan bajando ininterrumpidamente desde julio y cayeron un 12% en noviembre, aunque mantienen un alza del 4,7% en los once primeros meses gracias al buen comportamiento de la primera mitad del año. Este mercado seguirá desacelerándose hasta cerrar 2007 con un repunte del 3% aproximadamente.

"Desde Anesdor estamos con el plan de la DGT, porque hemos participado en él y seguimos colaborando, pero esperamos que el desarrollo de algunas de las medidas no sea definitivo y se pueda negociar", zanjó el presidente de la organización.