7 de abril de 2020
19 de septiembre de 2008

Economía/Motor.- UGT cree que el recorte de empleos en Renault no tendrá gran repercusión en España

VALLADOLID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Comunicación de UGT en Renault, Alejandro Durán, manifestó hoy "cierta tranquilidad" ante la repercusión en las factorías españolas del plan planteado por la Dirección la empresa de recortar un total de 6.000 empleos a nivel mundial --3.900 en las plantas francesas, 1.000 en la fábrica de Sandouville y 1.100 en el las 31 filiales fuera de Francia--.

Durán, que reconoció que esta "cierta tranquilidad" es una opinión particular, argumentó este convencimiento en el hecho de que las diferentes factorías españolas de la marca francesa del rombo ya han afrontado en su momento una rebaja de las plantillas "por lo que no esperamos grandes sorpresas".

Alejandro Durán, que ayer participó en París en la reunión del Comité de Grupo Europeo previa al encuentro del próximo 25 de septiembre en el que la Dirección de la empresa informará de las actuaciones concretas para afrontar ese recorte de empleos, explicó que los únicos planes confirmados por Renault fueron los de reducir un total de 6.000 efectivos en todo el mundo, aunque tampoco habló de plazos.

"Se limitaron a decir cifras que, por otra parte, ya son conocidas", comentó Durán, que cifró en 3.900 los efectivos que se pretenden recortar en la estructura de las plantas francesas a través de "determinadas medidas de acompañamiento" como bajas incentivadas, prejubilaciones o recolocaciones en otras empresas del sector.

A estos 3.900 efectivos habría que añadir otros 1.000 empleados de la fábrica francesa de Sandouville como consecuencia de la supresión de un turno por la caída de ventas del Renault Laguna.

El resto del recorte de empleos, 1.100 personas en total, corresponderían a las filiales fuera de Francia, un total de 31, entre las que se encuentran países como España, Inglaterra, Alemania, Italia, Bélgica, Holanda, Austria o Turquía. Según explicó Alejandro Durán, la empresa no ha cuantificado aún cómo distribuirá este recorte de 1.100 empleados si bien reconoció que afectará principalmente al perímetro de la estructura (Francia).

El secretario de Comunicación de UGT en Renault aprovechó la ocasión para aclarar que este recorte de empleos no afectará únicamente a las áreas de producción y fabricación sino que se ha planteado también para otros departamentos como la red comercial o informática. "Hasta el día 25 no se sabrá exactamente cuántos y de qué manera afectará a España", reconoció el sindicalista.

FALTA DE AUTOCRÍTICA

Tras conocer estas informaciones por parte de la empresa, los representantes de los trabajadores aprovecharon la ocasión para manifestar su postura y lamentaron, por ejemplo, que la Dirección de Renault no haya hecho "ni siquiera una sola autocrítica" por los "errores de los últimos años".

Para Alejandro Durán, sería bueno que la empresa entonase también el "mea culpa" ya que, según ha reconocido la propia compañía de la marca del rombo, en estos momentos no está vendiendo lo esperado con caídas notables en el Laguna, el VelSatis o el Modus.

Del mismo modo, lamentó la falta de un proyecto de inversiones para las factorías europeas y advirtió de que si no existen este tipo de proyectos estas plantas se quedarán obsoletas a corto plazo. Los sindicatos españoles preguntaron también a la empresa si existe algún proyecto claro más allá del 'Contrato 2009' "porque parece que a partir de esa fecha se acabó el mundo".

"Queremos saber si existe un proyecto claro más allá de 2009", insistió el sindicalista que no termina de ver claro cómo va a afectar ese recorte de plantillas y cómo se podría conjugar en España tras el compromiso asumido por escrito con la Junta de Castilla y León de contratación de 4.000 efectivos a lo que se une la recuperación el pasado lunes del tercer turno en la factoría de Palencia ante la inminente salida al mercado del nuevo Mégane.

VALLADOLID, PREFERENTE PARA UN NUEVO MODELO

En la reunión de ayer, Alejandro Durán se interesó también por el futuro de la planta de Carrocerías-Montaje de Valladolid, que trabaja en la actualidad a un sólo turno a un ritmo de 460 unidades/día que se rebajará en breve a 380, y recordó que el Convenio Colectivo vigente contempla una cláusula para que la factoría vallisoletana sea preferente en la adjudicación de un nuevo modelo.

Otra de las críticas realizadas por Alejandro Durán a los planes de la empresa es que pretenda desprenderse de personal de estructura perfectamente formado, "el santo y seña de la marca, los cerebros o cabezas pensantes", en lo que consideró una "mala política" por parte de Renault.

Por último, Alejandro Durán abogó por ser prudentes y por esperar a la reunión del próximo 25 de septiembre en Francia por considerar que la información ofrecida ayer por la empresa es "insuficiente" y que es necesario resolver las dudas para hacer una reflexión más profunda.