21 de enero de 2021
1 de diciembre de 2020

Ancove aplaude que no se suba el impuesto al diésel, ya que "pondría trabas" al mercado

Ancove aplaude que no se suba el impuesto al diésel, ya que "pondría trabas" al mercado
Imagen de una gasolinera. - EUROPA PRESS

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha aplaudido la enmienda del PNV a los Presupuestos para retrasar la subida del impuesto al diésel anunciada por el Gobierno, ya que, a su juicio, habría deprimido más el mercado de turismos, especialmente el de segunda mano.

Tal como ha indicado el presidente de Ancove, Elías Iglesias, los planes de ayudas a la compra son una herramienta "imprescindible" para recuperar la senda de crecimiento en las ventas de vehículos "e intentar solventar en una mínima parte el descalabro sufrido por el conjunto del sector de la automoción".

"Sin embargo, las cifras de matriculaciones están empeorando cada mes, poniendo de manifiesto que se precisan otro tipo de medidas para activar el consumo y recuperar la confianza de los compradores", ha reivindicado Iglesias.

En este sentido, desde Ancove han indicado que "no es el mejor momento" para subir el precio del diésel, "máxime si se tiene en cuenta que más del 65% de las ventas del mercado de ocasión son de este tipo de carburante".

"Dificultar las ventas de los turismos de ocasión es poner trabas a nuevas matriculaciones. Nos alegra que finalmente el Gobierno, por la presión de otros partidos, haya decidido no subir el diésel", ha aclarado el presidente de la asociación.

MÁS DE 14.000 PERSONAS EN ERTE

Entre otros datos, Ancove recoge que hasta finales de noviembre había 14.284 trabajadores del sector de venta y reparación de vehículos a motor y motocicletas acogidos a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), de los que 1.216 empleados han entrado en los últimos dos meses amparados por las nuevas modalidades de ERTE aprobados el 1 de octubre.

Además, desde la asociación han recordado que algunas de estas personas están acogidas a modalidades de ERTE que no exonera a las empresas del pago de las cuotas de la Seguridad Social, por lo que las compañías deben hacer frente a las cotizaciones de estos empleados que todavía no se han incorporado.