8 de marzo de 2021
1 de junio de 2014

Ancove solicita nuevamente al Gobierno que incluya en el plan PIVE al vehículo usado y las motos

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos, Ancove, ha valorado "muy positivamente" la decisión del Gobierno de renovar por sexta vez el plan PIVE, aunque ha criticado que "deje fuera, una vez más" a dos colectivos "altamente sensibles a la crisis e igualmente necesitados de ayudas" como los comerciantes de vehículos usados y los de motos.

Ancove ha señalado que "muchos españoles que no pueden acceder a un coche nuevo, comprarían unidades de segunda mano si el precio se rebajase, por lo que sería bueno incluir este segmento en el PIVE 6 que aprobará el Gobierno en breve". La asociación tampoco "comprende" por qué el de las motos es "el único subsector de la automoción que quedará excluido" de las ayudas públicas del Estado una vez se ha anunciado que se incorporará al programa un plan específico para el vehículo pesado y otro de eléctricos, una decisión que aplaude.

Para ellos, la discriminación contra el sector de las motocicletas resulta "más incomprensible" si se tiene en cuenta que estos vehículos son "especialmente interesantes" para reducir la contaminación en las ciudades y favorecen la movilidad y el tráfico en las grandes urbes, "dos de los objetivos principales que el Gobierno argumenta para los planes de ayuda a la renovación del parque automovilístico".

El presidente de Ancove, Elías Iglesias, mantuvo recientemente una reunión con la secretaria general de Industria, Begoña Cristeto, a la que expresó la "necesidad" de incluir en los programas de ayuda tanto a los vehículos de segunda mano de menos de dos años de antigüedad como al comercio de las dos ruedas. En aquella ocasión, la secretaria general de Industria "comprendió los argumentos de Ancove para no excluir a los coches de ocasión y se mostró favorable a estudiar la propuesta" aunque fue "menos proclive" con un plan específico para las motocicletas, señala la asociación en una nota.

Ancove también ha trasladado a la directora general de la DGT, María Seguí, la conveniencia de "apoyar al vehículo de ocasión con el fin de renovar el parque actual" ya que el apoyo económico del plan PIVE a los vehículos nuevos "ha restado competitividad" a los turismos de segunda mano de menos antigüedad debido a que la diferencia con uno nuevo (con los 2.000 euros de rebaja) "les ha restado atractivo", expresan.

La asociación ha denunciado que esta situación, "unida a la pérdida de poder adquisitivo de muchos españoles", ha provocado la "pérdida de interés" por los vehículos usados de mayor valor y "ha trasladado la compra" hacia aquellos más antiguos, ya que más de la mitad del mercado se concentra en unidades que sobrepasan la década, lo que está "evitando" una renovación real del parque.