7 de julio de 2020
28 de mayo de 2020

Antolin pierde 29 millones hasta marzo pero recibe el apoyo de la banca y flexibiliza financiación

Cuenta con una liquidez de 460 millones de euros y cerca de 150 millones en líneas de crédito para hacer frente a la crisis

Antolin pierde 29 millones hasta marzo pero recibe el apoyo de la banca y flexibiliza financiación
Logo de Grupo Antolin (buena resolución) - GRUPO ANTOLIN - ARCHIVO

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Grupo Antolin obtuvo un resultado neto negativo de 28,9 millones de euros durante el primer trimestre del año, frente al beneficio de 15,3 millones registrado en el mismo periodo del año anterior, afectado por el Covid-19, aunque la banca acreedora aprobó una flexibilización de su crédito sindicado debido a su "sólida" posición financiera.

Según ha informado la compañía de componentes para la industria del automóvil, las ventas durante este periodo se redujeron en un 17%, hasta los 1.054 millones de euros, tras la caída del 35% de la producción mundial de vehículos durante el pasado mes de marzo por el impacto de la pandemia de coronavirus.

No obstante, esta fuerte bajada del mercado, que alcanzó el 23% durante los tres primeros meses del año, no evitó que las ventas de la compañía evolucionaran mejor que la industria mundial, gracias a la diversificación de su cartera de proyectos en todo el mundo.

El resultado bruto de explotación (Ebitda), por su parte, fue de 77 millones de euros, un 23% menos, impactado por la caída de las ventas en China, desde febrero, y en el resto de los países desde mediados de marzo, así como por el escaso margen de tiempo para adaptar la estructura de costes de la compañía a la abrupta bajada de ingresos por la crisis del Covid-19.

FLEXIBILIZACIÓN DEL CRÉDITO SINDICATO

A pesar de los efectos que ha tenido la pandemia en el conjunto del sector, Antolin defiende contar con una "sólida" posición financiera para hacer frente a esta crisis, con una liquidez que alcanza los 460 millones de euros y con cerca de 150 millones en líneas de avales de crédito y de factoring sin recurso.

De hecho, gracias a esta posición financiera, los bancos que participan en el crédito sindicato de 400 millones de euros, firmado en 2014, han aprobado una flexibilización de sus condiciones, lo que supone su apoyo a la estructura financiera de la compañía.

Además, la empresa puso en marcha un plan de acción a raíz de la crisis sanitaria que tiene como prioridad proteger la salud y garantizar la seguridad de todos los empleados, asegurar la continuidad del negocio y proteger la tesorería.

CANCELA EL DIVIDENDO

En este sentido, ha aplicado medidas financieras, como la reducción de las inversiones, el control de los stocks y la bajada temporal de los salarios de directivos, ha cancelado el pago del dividendo en 2020 por decisión de los accionistas y, a medida que los fabricantes de coches fueron cerrando sus plantas, suspendió temporalmente la producción en la mayoría de las fábricas y centros en el mundo.

Asimismo, tiene como objetivo estar preparada para reiniciar de una manera segura la actividad en función de la situación sanitaria de los países y la decisión de los clientes, aplicando el protocolo de prevención frente al Covid-19.

En esta línea, la actividad en China ya se ha reiniciado gradualmente desde marzo y, actualmente, todas las plantas del grupo en este mercado trabajan con normalidad. Por su parte, las fábricas de Europa y Norteamérica están reanudando de manera progresiva la producción desde principios de mayo, con el 92% y el 57% de sus plantas, respectivamente, produciendo, aunque a ritmo bajos (por debajo del 30%).

INCORPORACIONES AL CONSEJO ASESOR

El grupo ha renovado recientemente su consejo asesor con el nombramiento de Macarena Cassinello y Juan de Antonio, en sustitución de José Manuel Temiño y Emilio Ontiveros, como nuevos miembros, con lo que pretende "enriquecer el debate y el papel de este órgano como apoyo del consejo de administración en la marcha del negocio y la toma de decisiones estratégicas en un momento crucial como el que atraviesa la compañía y la industria ante los retos y las tendencias de la nueva movilidad".

Cassinello es directiva de Siemens Gamesa y fue vicepresidenta de calidad de Iveco entre 2014 y 2019 y consejera en Iveco España. Por su parte, Juan de Antonio es el fundador y consejero delegado de Cabify, la empresa española de movilidad y vehículo compartido con operaciones en España y América Latina.

Creado en 2018 para reforzar el buen gobierno de Grupo Antolin, el consejo asesor, de carácter consultivo, participa de todas las reuniones y actividades del consejo de administración con acceso a toda la información sobre la compañía.

Para leer más