6 de marzo de 2021
7 de octubre de 2009

Cámara recuerda la preocupación de los murcianos ante la falta de agua en la renovación del Voto a la Virgen del Rosario

MURCIA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, recordó hoy la preocupación de los murcianos ante la falta de agua durante la renovación del Voto a la Virgen del Rosario, una ceremonia que se instauró al desaparecer milagrosamente una epidemia en 1677.

Cámara, acompañado por varios concejales de la Corporación, presidió la renovación del antiguo Voto del Concejo a la Virgen del Rosario, una remota tradición recuperada hace ahora dos años por la Archicofradía de la Virgen del Rosario de Murcia y el Programa Municipal 'Murcia que se fue'.

La iglesia de Santa Ana acogió esta ceremonia, donde Cámara indicó que "Murcia y su Huerta nos hablan de la secular devoción al Rosario de la Virgen", informaron en un comunicado fuentes municipales. "Basta recordar con emoción el ancestral canto de las campanas de auroros llamando a la plegaria mariana", añadió.

Asimismo, señaló que "la labor de los Dominicos en el campo de la cultura y de la religiosidad popular ha dejado una grata huella en la memoria de nuestra ciudad, y de ellos hemos aprendido que estamos llamados a unirnos a los miles, millones de personas que comparten la fe y la esperanza en un mundo mejor, más solidario, más humano y más justo, en el que reine la paz y el amor en torno a la oración y al Santo Rosario".

El primer edil apuntó que este Voto Solemne surgió a raíz del supuesto milagro de la curación de una epidemia que asoló la ciudad en el siglo XVII, y explicó que "hoy tampoco estamos libres de aquellas tragedias y alguna de ellas, como el fanatismo, el egoísmo, el materialismo o la sequía, la falta secular del agua que da esperanza, vida y prosperidad, nos preocupa aún más en la actualidad que en años pretéritos".

Igualmente, subrayó que "mientras en el mundo sucedan catástrofes y tragedias, mientras en Murcia sufra algún ciudadano aquejado por el dolor u oprimido por la desesperación, mientras alguien luche por conservar y difundir nuestras creencias e identidad, estamos en la obligación de renovar este Voto con ilusión y alegría".